Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Analizan cómo se representaba la homosexualidad en el cine y la TV franquistas

A pesar del tabú y la censura, la homosexualidad estuvo presente en el cine y la televisión del franquismo oculta en mensajes no explícitos, caricaturizada o solo visible a los ojos del espectador que hiciera su propia lectura. Investigadores de las universidades de Salamanca y Complutense de Madrid han analizado las formas de representación de una orientación sexual prohibida y tabú.

Cartel de Diferente en 1961 y en su reestreno en 1978, ya con referencia explícita a la homosexualidad.

Investigadores de la Universidad de Salamanca y de la Universidad Complutense de Madrid han analizado la aparición de la homosexualidad en el cine y la televisión del franquismo. En una época de prohibición y tabú acerca de esta orientación sexual, los expertos han identificado diferentes formas de representación que convivían con la censura. Además, han estudiado cómo las producciones audiovisuales de la actualidad reflejan aquella época de manera más próxima a la sensibilidad contemporánea que a la realidad histórica.

La primera forma de representación identificada es la ocultación. “A través de referencias implícitas que no forman parte del discurso se interpreta que un personaje es homosexual”, explica Beatriz González de Garay, profesora de la Universidad de Salamanca. Por ejemplo, en la película Diferente (1961) el protagonista tiene problemas para asumir su condición, “pero no se dice cuál es esta condición, sino que se muestran aspectos que el espectador puede interpretar, como su afición por el baile o los libros de Óscar Wilde, un autor homosexual”, señala.

En televisión ocurre lo mismo. Programas de Televisión Española (TVE) como Historia de la frivolidad “juegan con equívocos para mostrar planos sugerentes entre personajes del mismo sexo”. El objetivo es hacerle llegar un mensaje al espectador, “pero como no pueden hacerlo de una manera explícita, intentan marear al censor”.

Muy diferente es otra de las formas de representación que han encontrado los investigadores: la caricaturización. En este caso, la referencia a la homosexualidad sí es explícita, debido a que el objetivo es ridiculizar esta conducta en línea con el pensamiento más tradicional. En este contexto aparece el hombre feminizado. Sin embargo, nunca ocurre al contrario, “una mujer masculinizada no hace gracia”.

Aparecía oculta en mensajes no explícitos, caricaturizada o solo visible a los ojos del espectador que hiciera su propia lectura

Tono cómico

Además, dentro de ese tono cómico la interpretación final puede ser muy conservadora. “En No desearás al vecino del quinto (1970) el personaje que hace de homosexual en realidad está fingiendo para tener un acceso más fácil a las mujeres, es decir, el mensaje para el espectador tradicional es tranquilizador porque al final no se sale de la normalidad heterosexual”, comenta González de Garay.

Finalmente, el estudio encuentra una tercera forma de representación de la homosexualidad que en realidad es involuntaria. “Es lo que llamamos apropiación, porque un argumento da pie a que el espectador pueda hacer una lectura que en realidad no parece que fuera la buscada por los autores”, comenta la experta.

Por ejemplo, en la película A mí la legión (1942) se presenta “una amistad tan exagerada entre dos hombres que un espectador lo puede interpretar como una atracción homosexual, algo que compruebo en clase con mis alumnos”, afirma la investigadora, “pero no parece ser lo que el guión pretende”. Probablemente, también en los melodramas protagonizados por folclóricas, que sufren por amor, el público LGTBIQ puede verse identificado.

La mirada contemporánea

Todas estas conclusiones aparecen en el último número de L'Atalante. Revista de estudios cinematográficos, donde además los investigadores indagan sobre la representación de la homosexualidad en el franquismo que se realiza en las producciones audiovisuales contemporáneas.

Series como Amar en tiempos revueltos presentan el conflicto de la homosexualidad “de forma amable, al igual que ocurre con otros problemas, como el machismo, al que se le lava la cara para que sea aceptable por el espectador actual”, indica la experta. Así, los personajes homosexuales tienen una actitud reivindicativa, cuando la realidad es que en aquel tiempo lo más probable es que simplemente ocultaran su condición.

El cine y la televisión de la democracia también se caracterizan por recuperar figuras históricas homosexuales, con Federico García Lorca como gran estandarte. “Curiosamente, casi siempre pertenecen al campo de las letras y las artes, no a la ciencia y la política, probablemente porque en estos ámbitos era más difícil revelar sentimientos personales”, apunta la autora. En esta reivindicación de los homosexuales del pasado tampoco aparece la figura femenina.

Referencia bibliográfica

Gonzalez de Garay Dominguez, Beatriz, Alfeo Alvarez, Juan Carlos, (2017). Formas de representación de la homosexualidad en el cine y la televisión españoles durante el Franquismo. L'Atalante. Revista de estudios cinematográficos, 23, 63-80.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Rachel Wetts, profesora de la Universidad de Brown (EE UU)
“Las voces en contra de la acción climática están sobrerrepresentadas en los medios de EE UU”
Eva Rodríguez

Cabría pensar que con la gran cantidad de estudios científicos que se publican sobre los nefastos efectos de la crisis climática, los medios lo estuvieran reflejando de forma realista. Sin embargo, los estudios de esta socióloga sobre las principales cabeceras estadounidenses, incluido The New York Times, durante los últimos 30 años, apuntan a lo contrario.

Alt de la imagen
Ann Druyan, escritora científica
“Precisamos más que nunca de historias que nos den esperanzas”
Federico Kukso

A 40 años de su estreno, en 2020 ha vuelto Cosmos en una nueva temporada, Cosmos: Possible Worlds. Su productora y guionista explica las razones por las cuales esta serie documental es más importante que nunca y por qué es necesario el optimismo en esta época marcada por el cambio climático, pandemias y los movimientos anticientíficos.