Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El trabajo aparece publicado en el último número de ‘PNAS’

Aportan nuevos datos sobre el sistema inmunitario innato

Un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) aporta nuevos datos sobre el sistema del complemento, un componente básico del sistema inmunitario del ser humano que, si actúa de forma descontrolada, puede originar patologías como la degeneración macular, la segunda causa de ceguera en personas mayores

Figura del estudio. Imagen: CSIC.

El trabajo, que aparece publicado en el último número de la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU, se centra en la AP C3 convertasa un complejo enzimático formado por dos proteínas clave para que el sistema del complemento responda rápida y eficazmente, eliminando el microorganismo patógeno o la sustancia que ha motivado su activación. Los resultados contribuyen a determinar su potencial como diana terapéutica en las enfermedades causadas por fallos del sistema complemento.

Los equipos de Santiago Rodríguez de Córdoba y Óscar Llorca en el Centro de Investigaciones Biológicas (del CSIC), en Madrid, han logrado visualizar cómo se ensambla y se regula la AP C3 convertasa cuando el sistema del complemento se activa por una de las tres vías posibles, la vía alternativa. Rodríguez de Córdoba explica las motivaciones del estudio: “El sistema del complemento es un arma de doble filo y la AP C3 convertasa su herramienta más peligrosa. Las alteraciones en este complejo causan desregulación del complemento y, con ello, daños a tejidos u órganos”.

Por ello, añade el investigador del CSIC, la formación y la regulación de la AP C3 convertasa está “exquisitamente” programada, de manera que el complemento pueda cumplir su misión, eliminando de forma rápida y eficaz sustancias extrañas para el organismo, mientras que los tejidos sobre los que actúa estén protegidos de la destrucción ocasionada por el complemento.

Además de la degeneración de la mácula (la zona de la retina especializada en la visión fina de los detalles, con la que es posible leer o ver la cara de una persona, por ejemplo), la desregulación del sistema del complemento a través de la AP C3 convertasa da pie a algunas patologías renales raras, como el síndrome hemolítico urémico atípico o la enfermedad por depósito denso. “La AP C3 convertasa es, potencialmente, una importante diana terapéutica y, por ello, conocer cómo se forma y se regula es fundamental”, concluye Rodríguez de Córdoba.

Un trabajo en 3-D

La formación de la AP C3 convertasa se inicia con la asociación de dos proteínas que dan lugar al complejo inactivo C3bB. Luego, mediante la acción de una nueva proteína y tras varios movimientos, la convertasa se activa. La investigación realizada por los grupos de Rodríguez de Córdoba y Llorca ha logrado conocer en detalle cómo se forma C3bB y cómo se produce la activación de ese complejo inactivo para generar AP C3 convertasa activa.

Para ello, los autores se han servido de técnicas de microscopía electrónica con las que han visualizado miles de complejos C3bB. Estas imágenes individuales se han utilizado, posteriormente, para reconstruir en tres dimensiones el complejo inactivo y la AP C3 convertasa activa.

“Saber cómo se ensambla y cómo se regula la AP C3 convertasa va a ayudar considerablemente a determinar su potencial como diana terapéutica, facilitando, por ejemplo, el diseño y desarrollo de compuestos que inhiban su formación o aceleren su disociación y, con ellos, prevenir o reducir el daño tisular producido por la activación descontrolada del sistema del complemento”, explica el investigador del CSIC.

Junto con Llorca y Rodríguez de Córdoba, han participado en el trabajo los investigadores Eva Torreira, Agustín Tortajada y Tamara Montes.

--------------------------------

Referencia bibliográfica:

Eva Torreira, Agustín Tortajada, Tamara Montes, Santiago Rodríguez de Córdoba y Oscar Llorca, "3D structure of the C3bB complex provides insights into the activation and regulation of the complement alternative pathway convertase", PNAS.

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Efectos a largo plazo de la caza furtiva: los elefantes sin madre sobreviven menos

Tras analizar datos individuales de elefantes recogidos durante décadas, dos estudios paralelos muestran los efectos negativos que la caza ilegal genera en estos grandes mamíferos, protagonistas de #Cienciaalobestia. Los que han quedado huérfanos tienen menos opciones de supervivencia, incluso después del periodo de lactancia, y sin ellos las poblaciones disminuyen.

Los neandertales capturaban aves en las cuevas para su consumo

El uso de antorchas y una buena visión nocturna permitió a los neandertales cazar en cuevas unas aves esquivas durante el día y de plumaje negro, conocidas como chovas. Según un nuevo estudio, el hábito de consumirlas por parte de estos homininos fue extenso y frecuente.