Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Arranca el Diccionario Español de Ingeniería

¿Qué es un satélite de energía solar? ¿Y un buque de alta velocidad? ¿Existen los tractores forestales? Las respuestas se pueden encontrar en el nuevo Diccionario Español de Ingeniería, que desde este lunes se puede consultar en la web de la Real Academia de Ingeniería (RAI). La obra incluye 50.000 términos y es accesible para todos gracias a la colaboración con la Fundación ONCE.

Según el DEI, un satélite de energía solar –ilustrado en la imagen– es aquel, aún en fase de diseño y con una superficie de varios km2, que pretende aprovechar la radiación procedente del Sol como fuente de energía. / NASA

La Real Academia de Ingeniería y la Fundación ONCE han publicado online el Diccionario Español de Ingeniería (DEI), el primero que cumple con los requisitos de accesibilidad y usabilidad, además de ser gratuito. La presentación de la obra se celebró hace unos días pero este lunes se ha abierto de forma oficial a todo el mundo, desde la sección Diccionario en la web de la RAI.

Conceptos como ‘satélite de energía solar’ –una futura nave de varios km2 que aprovechará la radiación del Sol–, ‘buque de alta velocidad’ –un barco que transporta pasaje o carga a más 30 nudos– o ‘tractor forestal’ –que en lugar de moverse por los campos está diseñado para operar en los bosques– son solo algunas de las 50.000 entradas que recoge el diccionario.

La obra recoge 50.000 términos y se irá actualizando según surjan nuevos avances

Las búsquedas se pueden hacer de forma exacta o por aproximación dentro de 32 campos temáticos pertenecientes a nueve grandes áreas de la ingeniería y la tecnología (agroforestal, construcción, telecomunicaciones, seguridad y defensa, química industria, energía, ingeniería biomédica, ingeniería general, y astronáutica, náutica y transportes). En algunos casos se incluyen ecuaciones, diagramas y fotografías.

Aunque de cada término se ofrece su equivalente en inglés, el diccionario supone un espaldarazo al español como lengua científco-técnica, y al igual que el castellano, también se irá actualizando a medida que surjan nuevos avances y terminología. De hecho, cualquier usuario puede hacer sus propuestas para que sea valorada su incorporación. De momento el DEI arranca con la versión 1.0.

Según sus promotores, el valor de la obra es doble. Por una parte, el vocabulario técnico-científico enriquece el patrimonio cultural de un idioma que hablan 500 millones de personas como lengua materna (más otros 200 millones como segunda lengua). Por otra, también sirve de soporte a las actividades de la ingeniería hispano-hablante, como motor económico y generador de riqueza.

“La RAI es consciente de que velar por el uso correcto de este vocabulario, así como unificar sus criterios de uso entre todos los hispanohablantes refuerza la unidad del idioma”, destaca su presidente, el ingeniero agrónomo Elías Fereres.

Una década de preparación

La Real Academia de Ingeniería viene trabajando en este proyecto desde hace diez años con un equipo lexicográfico dirigido por el académico y director Antonio Colino, ingeniero de Caminos, Puertos y Canales, junto a más de 100 expertos. El corpus que ha servido de referencia han sido 1.500 diccionarios y 112 millones de palabras.

“Queremos ayudar a traductores, intérpretes y profesionales del mundo de la ingeniería a resolver sus dudas lingüísticas o de contenido respecto a los términos de esta actividad en español”, explica Colino.

Para elaborar el diccionario se contó con el apoyo económico inicial del entonces Ministerio de Educación y Ciencia, la Fundación Caja Madrid y ENDESA. Posteriormente se han unido la ONCE –a través de su compañía Technosite, que ha adaptado la web con sonidos para las personas con discapacidad visual–, así como la Universidad de Nuevo México (EE UU), muy vinculada a la evolución futura de esta obra.

Fuente: RAI
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Un prototipo fotónico para ayudar a pacientes con COVID-19
SINC

Algunos parámetros sanguíneos se pueden medir de forma no invasiva con luz infrarroja. Aplicando esa propiedad, investigadores del instituto ICFO han desarrollado un biomarcador de la salud endotelial y microvascular destinado a personas ingresadas en la UCI por el coronavirus. El dispositivo se ha comenzado a probar en el antebrazo de pacientes del Hospital Parc Taulí y otros centros sanitarios de España y América.

Alt de la imagen
Nuevo test para COVID-19 con biochips usados en la búsqueda de vida en Marte

La tecnología de biochips que el Centro de Astrobiología lleva años desarrollando para la detección de vida en otros planetas se ha aplicado ahora en un ensayo serológico para detectar la COVID-19 a través de anticuerpos. En el proyecto colaboran otros centros de investigación españoles y el Hospital Central de la Defensa.