Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Bonobos y chimpancés son capaces de entenderse con gestos

Si bonobos y chimpancés se encontraran cara a cara, probablemente podrían comprender los gestos que hacen los unos y los otros. Un equipo de científicos británicos y japoneses ha logrado definir el significado de 33 tipos diferentes de gestos de los bonobos y compararlos con los de los chimpancés. Los resultados revelan que ambas especies comparten muchas de las mismas expresiones corporales, así como sus significados.

Tanto chimpancés como bonobos usan gestos durante el acicalamiento. / Catherine Hobaiter

Levantar el brazo, sacudirlo, hacer señas, arañarse con fuerza, morder, inclinarse, colgarse, balancearse o abrazar. Estos son algunos de los 33 gestos de grandes simios que un equipo de las universidades de St Andrews, York (Reino Unido) y Kyoto (Japón) ha identificado desde 2014.

En total, los científicos analizaron más de 2.300 gestos de bonobos y definieron cada uno de los significados observando la reacción que provocaban en el resto de individuos. Después los compararon con los gestos ya conocidos de los chimpancés.

Los resultados, publicados en la revista PLoS Biology, demuestran que muchos de los gestos empleados por bonobos y chimpancés comparten los mismos significados. Según los científicos, son expresiones corporales que posiblemente hayan sido compartidas por nuestro último ancestro común.

“La superposición de los significados de los gestos entre los bonobos y los chimpancés es considerable y puede indicar que los gestos son biológicamente heredados”, señala Kirsty Graham de la Universidad de York, y coautora del trabajo.

Según los científicos, son expresiones corporales que posiblemente hayan sido compartidas por nuestro último ancestro común

Las dos especies de grandes simios están estrechamente emparentadas. Se separaron hace entre uno y dos millones de años, y sabemos que comparten muchos de los mismos gestos. Sin embargo, el grado de similitud entre los significados de las expresiones de chimpancés y bonobos era aún toda una incógnita.

¿Qué quiere decir cada gesto?

Los autores han recogido con gráficos, explicaciones y vídeos los diferentes gestos y los han registrado en una especie de “diccionario” de grandes simios. Así, si un bonobo, por ejemplo, levantaba su brazo frente a un segundo, este respondía subiéndose a espaldas del primero y dejaba de gesticular. En este caso, los científicos determinaron que lo que quería decir el primer bonobo era: “súbete sobre mí”.

Después de muchas observaciones, los investigadores fueron capaces de definir sistemáticamente los significados de cada uno de sus gestos de los bonobos. De este modo, cuando uno de ellos se rascaba de forma enérgica y ruidosa lo que quería era que le acicalaran en el 100% de los casos. Este gesto en chimpancés significa los mismo en el 82% de los casos.

“En el futuro, esperamos aprender más sobre cómo se desarrollan los gestos a través de la vida de estos primates. También estamos empezando a analizar si los humanos comparten alguno de los gestos que realizan los grandes simios y así comprender qué significan”, concluye la investigadora.

Referencia bibliográfica:

Graham KE, Hobaiter C, Ounsley J, Furuichi T, Byrne RW (2018) “Bonobo and chimpanzee gestures overlap extensively in meaning”. PLoS Biology 16(2): e2004825. https://doi.org/10.1371/journal.pbio.2004825

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Así actúa el cerebro cuando macacos y murciélagos se relacionan con sus semejantes

Dos estudios publicados en Science han registrado la actividad neuronal que se genera en macacos Rhesus y murciélagos egipcios de la fruta a la hora de interaccionar con sus iguales. Los trabajos determinan las regiones de la corteza cerebral que se activan durante estos procesos sociales y demuestran que los patrones cerebrales de estos animales varían según el contexto social en el que se encuentran.

Los caballos modernos se domesticaron en las estepas al norte del Cáucaso y se extendieron por Asia y Europa

Un equipo científico con participación del CSIC ha determinado el origen de la domesticación del caballo moderno. Con un comportamiento más dócil y una constitución más robusta que las razas previas, el linaje genético del actual equino se extendió rápidamente por el mundo hace aproximadamente 4.000 años.