Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Científicos españoles obtienen un metamaterial basado en silicio

Investigadores del CSIC y la Universidad Politécnica de Valencia han creado un metamaterial con silicio, con propiedades que no aparecen de forma espontánea en la naturaleza. El estudio se ha publicado en la revista Nature communications.

Imagen de microscopía electrónica de un cristal fotónico de nanopartículas de silicio. / Shi Lei
Científicos españoles obtienen un metamaterial basado en silicio. Foto: CSIC

Investigadores del CSIC y la Universidad Politécnica de Valencia han creado un metamaterial con silicio, con propiedades que no aparecen de forma espontánea en la naturaleza. El estudio se ha publicado en la revista Nature communications.

Una colaboración entre el CSIC, la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad de Texas en Austin (EE UU) ha logrado desarrollar un metamaterial basado en silicio, según detalla un artículo publicado hoy en la revista Nature communications.

Este tipo de componentes se fabrican para dar lugar a materiales con propiedades que no aparecen de forma espontánea en la naturaleza. Generalmente se trata de cualidades ópticas y electromagnéticas que permiten nuevos avances científicos y tecnológicos.

Las nanoesferas de silicio desarrolladas por el equipo son las que han dado lugar a este nuevo metamaterial. Dichas nanoesferas son 100 veces más pequeñas que el grosor de un cabello humano.

El investigador Francisco Meseguer, de la Unidad Asociada del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid en la Univeridad Politecnica de Valencia (ICMM-CSIC/UPV), ha liderado la investigación y explica: “Comúnmente, los metamateriales se fabrican a partir de metales nobles como el oro, por lo que nuestro hallazgo supone varias ventajas respecto a él: a diferencia del oro, el silicio es transparente a la radiación infrarroja donde tiene su aplicación y es hasta 1.000 veces más barato”.

El equipo de Meseguer lleva ocho años trabajando en las nanopartículas esféricas de silicio. En este tiempo han descubierto algunas de sus propiedades singulares como su alta capacidad para bloquear la radiación solar.

Según el científico, “sus investigaciones han demostrado que son capaces de bloquear dicha radiación cuatro veces más eficientemente que los pigmentos protectores que se emplean habitualmente”.

¿El fin de la 'edad del silicio'?

La gran cantidad de aplicaciones encontradas para el silicio en los últimos 60 años han dado lugar a que este periodo sea conocido como la 'edad del silicio'. Este elemento es empleado en circuitos de ordenadores y en las células fotovoltáicas de los paneles solares.

Meseguer considera que “en los últimos años, debido a las limitaciones de la tecnología actual, así como a la aparición de nuevos materiales y tecnologías muchos se preguntan si esta 'edad' está tocando a su fin”.

Para el científico, “las ventajas tecnológicas que supone su avance así, como el reconocimiento de la publicación en la propia revista Nature Communications sugieren que el silicio todavía tiene mucho camino que recorrer”.

Referencia bibliográfica:

Lei Shi et al. "Monodisperse silicon nanocavities and photonic crystals with magnetic response in the optical region". Nature Communications, mayo 2013. DOI: 10.1038/ncomms2934.

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Así se mueven millones de nanorrobotos dentro de ratones vivos
SINC

Como si fueran bandadas de pájaros o bancos de peces sincronizados, investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña y CIC biomaGUNE han observado por primera vez, mediante tomografía por emisión de positrones, cómo se mueve un enjambre de nanorrobots dentro de la vejiga de un ratón. El avance se podría aplicar en la futura medicina de precisión.

Cómo colocar el interruptor de espín más pequeño dentro de un nanotubo

Investigadores de IMDEA Nanociencia y otros centros españoles han logrado encapsular las llamadas ‘moléculas de espín cruzado’ dentro de nanotubos de carbono. Estas moléculas pueden cambiar su espín mediante estímulos como la temperatura, un hecho relevante para el desarrollo de dispositivos espintrónicos y en nanoelectrónica.