Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

¿Cómo se perciben los impactos y beneficios de las especies exóticas invasoras?

Investigadores del Laboratorio de Socio-Ecosistemas del Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) han evaluado el conocimiento y percepción social existente acerca de los impactos y beneficios generados por las especies exóticas invasoras, y las actitudes hacia la introducción y gestión de dichas especies según distintos actores sociales identificados en el socio-ecosistema de Doñana.

Cartel del Plan Andaluz de Especies Invasoras en las playas de Cuesta Maneli (Doñana) en el que se observa una de las especies invasoras del litoral andaluz.

Tradicionalmente, la investigación sobre las invasiones biológicas se ha centrado en la componente ecológica, no considerando, o considerando de forma restrictiva, el conocimiento aportado por la componente social. El entendimiento del papel que juega la dimensión humana es crítico para afrontar de manera efectiva los problemas asociados con las especies exóticas invasoras.

En este estudio recientemente publicado en Biological Conservation –Marina García-Llorente y cols., Laboratorio de Socio-Ecosistemas (Dpto. Ecología) de la UAM-, se emplearon cuestionarios para evaluar las percepciones y actitudes de distintos actores sociales afectados por las especies exóticas invasoras en el socio-ecosistema de Doñana (SO España).

Se obtuvieron cinco grupos de actores sociales vinculados con las especies exóticas invasoras de Doñana: usuarios locales, turistas generalistas, turistas de naturaleza, y dos grupos de profesionales de la conservación.

Los usuarios locales eran personas que vivían en la zona de estudio o cercanas a la misma. La mayoría de ellos tenía una fuerte vinculación con los servicios de abastecimiento de Doñana como pescadores, apicultores, cangrejeros, arroceros etc. Los turistas generalistas estaban principalmente constituidos por turistas de playa o religiosos. Los turistas de naturaleza eran principalmente ornitólogos, con un elevado nivel educativo y un elevado comportamiento ambiental. Finalmente, los dos grupos de profesionales de la conservación estaban formados por gestores e investigadores con elevado conocimiento acerca del impacto generado por las invasiones biológicas. La diferencia entre ellos era su percepción sobre este impacto, mientras que profesionales de la conservación-grupo 1 se asociaban a los impactos socio-económicos y ecológicos de las especies exóticas invasoras, los profesionales de la conservación grupo 2 estaban principalmente vinculados a los impactos ecológicos de dichas especies.

Los distintos grupos de actores sociales tenían percepciones diferentes acerca de los impactos y beneficios causados por las especies exóticas invasoras, y distintas actitudes hacia la introducción y gestión de dichas especies.

También se observó que el apoyo económico del público hacia la gestión de especies exóticas invasoras está significativamente influido por: la percepción del encuestado acerca de los servicios y deservicios generados por dichas especies, sus actitudes, entendimiento, distancia desde el lugar de residencia, y otras características socio-demográficas.

La cercanía aporta conocimiento

Los resultados indicaron que la contribución económica otorgada para gestionar especies exóticas invasoras tiene una relación significativa y positiva con el incremento de la distancia, y una relación con el tipo de actor social. De modo que las personas encuestadas en áreas locales estuvieron menos dispuestas a pagar que las encuestadas de escalas más lejanas.

Esta situación pone de manifiesto los conflictos de intereses que emergen de la gestión de las especies exóticas invasoras, siendo necesario que en la toma de decisiones de gestión, se consideren todas las ventajas e inconvenientes relacionados con los efectos de estas especies en los servicios de los ecosistemas bajo un marco integrador que tenga en cuenta la componente social y ecológica de las invasiones biológicas. Además, la existencia de distintos grupos de actores sociales debe tenerse en cuenta a la hora de desarrollar programas de información y educación ambiental apropiados y enfocados en función del actor social al que se quiera llegar.

Fuente: Universidad Autónoma de Madrid (UCCUAM)
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Ángela Bernardo, autora de ‘Acoso. #MeToo en la ciencia española’
“El acoso sexual es un abuso de poder y la ciencia es un sistema muy vertical en el que unas pocas personas tienen mucho poder”

La periodista de ciencia muestra en su libro cómo el sector académico, con estructuras muy jerarquizadas, no es ajeno a los problemas de acoso que afectan a otros entornos laborales. Las víctimas suelen ser mujeres en situaciones de precariedad laboral, en la que su continuidad depende de su jefe.

La primera ola de la covid-19 exacerbó la brecha de género en ciencia

El mayor estudio realizado hasta el momento, con datos de más de 2.000 revistas y cinco millones de autores, concluye que las investigadoras tuvieron menos oportunidades para realizar trabajos y publicarlos que sus compañeros a comienzos de la pandemia. El trabajo alerta de las consecuencias a largo plazo sobre la carrera de las científicas.