Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Química

Compuestos innovadores para tratar enfermedades infecciosas tropicales

Investigadores de la Universidad Jaume I de Castellón han desarrollado y patentado unos compuestos para el tratamiento de enfermedades infecciosas tropicales, como la malaria, la enfermedad del sueño, el mal de Chagas y la leishmaniasis. Estas sustancias presentan alta eficacia y baja toxicidad, lo que ayuda a reducir los efectos secundarios.

Compuestos para el tratamiento de enfermedades infecciosas tropicales

La Universidad Jaume I de Castellón (UJI) ha desarrollado nuevos compuestos para el tratamiento de enfermedades infecciosas tropicales como la malaria, la enfermedad del sueño, el mal de Chagas y la leishmaniasis. Se trata de un alentador avance ya que los compuestos, patentados por la UJI, muestran además una baja toxicidad, lo que podría evitar los efectos secundarios en el tratamiento de estas enfermedades.

Las enfermedades infecciosas tropicales son patologías presentes principalmente en los países en desarrollo que son transmitidas por insectos que transportan un parásito infeccioso para los seres humanos. Estas enfermedades, además de ser un obstáculo para el desarrollo económico y social de esos territorios, generan enormes perjuicios en términos de sufrimiento humano y mortandad.

Los compuestos patentados por la UJI responden a este desafío sanitario mundial y pueden ser la base para el desarrollo de nuevos fármacos más eficaces y menos tóxicos para estas patologías, ya que los medicamentos que actualmente se emplean muestran una baja eficacia o bien efectos secundarios indeseables.

Las enfermedades infecciosas tropicales son patologías presentes principalmente en los países en desarrollo que son transmitidas por insectos que transportan un parásito infeccioso para los seres humanos. Estas enfermedades, además de ser un obstáculo para el desarrollo económico y social de esos territorios, generan enormes perjuicios en términos de sufrimiento humano y mortandad.

En este contexto, científicos de la Universidad Jaume I de Castellón (UJI) han desarrollado compuestos para el tratamiento de enfermedades infecciosas tropicales (malaria, enfermedad del sueño, mal de Chagas, leishmaniasis...). Estas sustancias ya han sido patentadas y pueden ser la base para el desarrollo de nuevos fármacos más eficaces y menos tóxicos para estas patologías, ya que los medicamentos que actualmente se emplean muestran una baja eficacia o bien efectos secundarios indeseables.

Estos compuestos muestran baja toxicidad, lo que podría evitar los efectos secundarios en el tratamiento de enfermedades tropicales

La innovación de estos compuestos reside en su alta selectividad y baja toxicidad, ya que, como explica el investigador de la UJI Florenci González Adelantado, "los nuevos compuestos químicos inhiben la acción de unas enzimas que catalizan procesos metabólicos claves durante la infección de protozoos que causan las enfermedades tropicales infecciosas".

"Así –añade–, los compuestos que hemos desarrollado bloquean el ciclo de vida natural de estas enzimas, llamadas cisteína proteasas, e impiden el avance de la infección sin mostrar los efectos secundarios que tienen los compuestos tradicionalmente utilizados en el tratamiento de estas enfermedades".

Según sus creadores, se trata de un alentador hallazgo que se enmarca en las recientes líneas de investigación encaminadas a la búsqueda de compuestos capaces de inhibir la acción de las cisteína proteasas con el objetivo de bloquear el ciclo de vida natural de los protozoos e impedir el avance de la infección.

De esta manera, los compuestos diseñados son estructuras novedosas inhibidoras de estas enzimas que podrían dar lugar a nuevos fármacos para combatir la malaria, la enfermedad de Chagas, la del sueño y la leishmaniasis, especialmente como una alternativa a la terapia tradicional en organismos resistentes.

Los nuevos compuestos han sido desarrollados por el Grupo de Química Orgánica y Médica, y su modelo ha sido publicado en la revista Chemistry and Medicinal Chemistry.

Referencia bibliográfica:

Santiago Royo, Santiago Rodríguez, Tanja Schirmeister, Jochen Kesselring, Marcel Kaiser and Florenci V. González (2015). Dipeptidyl Enoates As Potent Rhodesain Inhibitors That Display a Dual Mode of Action. ChemMedChem, Volume 10, Issue 9, pages 1484–1487, Septiembre de 2015.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Así son las pruebas PCR que se utilizan para detectar el coronavirus

Los test de PCR que se están utilizando para identificar la infección por coronavirus se emplean desde los años 80, son muy fiables y tardan unas horas en ofrecer resultados. Otro tipo de test más rápidos, los de anticuerpos, resultan útiles para saber si una persona infectada ha superado ya la enfermedad.

Alt de la imagen
Un nuevo material muestra una fuerte acción contra hongos y tumores

Un equipo internacional de investigación de Castellón y Brasil ha desarrollado un material con propiedades antifúngicas y antitumorales. Para fabricarlo se ha utilizado óxido mixto de wolframio y plata irradiado con electrones y pulsos láser de femtosegundos.