Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Crean el Indice de Funcionamiento del Sistema Circadiano

El estudio, realizado por investigadores del Laboratorio de Cronobiología ha estudiado el registro ambulatorio de los ritmos circadianos humanos, un tema de gran trascendencia en la clínica, ya que permite estudiar entre otras cosas, el ritmo de sueño-vigilia sin utilizar polisomnografía.

El registro ambulatorio de los ritmos circadianos humanos permite estudiar el ritmo de sueño-vigilia sin utilizar polisomnografía.

En el nuevo trabajo que publica la revista PLOS Computacional Biology se establece un abordaje metodológico que no se ha utilizado con anterioridad y que junto con un nuevo índice denominado Circadian Function Index (CFI) o Índice de Funcionamiento del Sistema Circadiano proporciona la herramienta que se necesita para evaluar y estandarizar el estado funcional del sistema circadiano.

El Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia está utilizando estas herramientas en la clínica para la evaluación del sistema circadiano en relación con el envejecimiento, maduración de los ritmos circadianos en recién nacidos, en pacientes con cáncer colorrectal, obesidad, apnea obstructiva del sueño e hipertensión arterial.

Enfrentados a los ciclos ambientales y a la alternancia diaria entre la luz y la oscuridad, los organismos han desarrollado mecanismos para medir el tiempo, esos mecanismos son los relojes biológicos. Todas las variables fisiológicas muestran ritmos circadianos, pero además esos ritmos deben estar coordinados entre sí, como una orquesta bajo las órdenes de su director", cplican los investigadores de la Universiodad de Murcia (UMU).

Si no se lleva el ritmo apropiado en vez de música se produce ruido y se pone en peligro la salud. Entre las afecciones más frecuentes producidas por estas alteraciones se encuentran el síndrome metabólico, la diabetes o enfermedades cardiovasculares, e incluso un peor pronóstico de enfermedades preexistentes como el cáncer. Para la pérdida del orden temporal interno no existen hasta el momento herramientas fiables que midan su grado de aparición.

----------------------------

Referencia bibliográfica:

Elisabet Ortiz-Tudela, Antonio Martinez-Nicolas, Manuel Campos, María Ángeles Rol, Juan Antonio Madrid; "A New Integrated Variable Based on Thermometry, Actimetry and Body Position (TAP) to Evaluate Circadian System Status in Humans", PLOS Computacional Biology, 2010.

-----------------------------

Más información:

Laboratorio de Cronobiología del Departamento de Fisiología (UMU)

Laboratorio de Cronobiología del Departamento de Informática y Sistemas (UMU)

Fuente: Universidad de Murcia
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Juan Lerma, director del Centro Internacional de Neurociencias Cajal
“Conocer mejor el cerebro nos permitirá diseñar estrategias para tratar las enfermedades mentales”

El neurocientífico alicantino está al mando de este nuevo centro del CSIC con el objetivo de convertirlo en un referente mundial en el estudio del cerebro. Su intención es ponerlo en marcha, darle forma y buscar a un nuevo director “más joven” que será elegido por un comité internacional.

Las ‘tatarabuelas’ de las tijeras moleculares CRISPR harán más sencilla la edición genética

Investigadores de EE UU liderados por Feng Zhang, uno de los pioneros del corta-pega genético, han descubierto una clase de nucleasas que podrían ser los ancestros de las más utilizadas, Cas9 y Cas12. Su pequeña longitud permitiría facilitar el proceso.