Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El trabajo se publica en el último número de ‘Nature’

Demuestran que podría existir agua líquida en Marte a temperaturas bajo cero

Un equipo de científicos españoles, en colaboración con la NASA, ha demostrado que en Marte hay fluidos que permanecen en estado líquido a temperaturas de hasta -50 ºC. Los investigadores han desarrollado un modelo alternativo sobre los procesos de evaporación y congelación de fluidos marcianos con una composición geoquímica deducida de los datos obtenidos por las misiones de exploración Vikingo, Pathfinder, Opportunity y Spirit.

Hasta ahora, las hipótesis más conocidas para dilucidar la existencia de agua en estado líquido en el cuarto planeta del Sistema Solar se referían a una temperatura más alta de Marte en su época temprana.

Ricardo Amils, uno de los autores del estudio, el investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid), señala: “En este estudio hemos querido plantear cómo se podría esclarecer la existencia de agua líquida en el supuesto de que Marte hubiera sido siempre frío y húmedo”.

La mineralogía y la topología (enormes cauces de ríos, gargantas, e incluso bordes oceánicos) en el planeta rojo sólo se explican con la existencia de enormes cantidades de agua líquida. Además, como señala Amils, que también trabaja en el Centro de Astrobiología (centro mixto del CSIC y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), “si hay agua líquida, la vida es posible”.

El investigador describe asimismo que “el fluido que existiría, según el modelo del trabajo utilizado, tendría una concentración de sales parecida a la del agua del mar”. Los fluidos, con un alto contenido en silicio, hierro, azufre, calcio, cloro, sodio, potasio y aluminio son obtenidos de las rocas basálticas de la superficie marciana.

“Los minerales que se generarían a partir de la evolución de estos fluidos son coherentes con los minerales observados en las recientes misiones de exploración a Marte, lo que demuestra la bondad del modelo”, destaca Amils.

Viejas hipótesis

El modelo diseñado por los investigadores, a partir del hecho de que las sales disueltas pueden bajar la temperatura de congelación de un líquido, ofrece una nueva hipótesis frente a las que de forma clásica habían explicado la posibilidad de existencia de agua en estado líquido en Marte.

Una de ellas supone la existencia de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono o el metano, que podrían haber elevado la temperatura del planeta. Pero las modelizaciones realizadas con distintos componentes en la atmósfera no han refrendado este modelo a nivel global.

Otro de los modelos se refiere a la actividad volcánica, que calentaría de forma local algunas zonas del planeta. No obstante, esta hipótesis no explicaría la vasta distribución global de minerales hidratados y evaporíticos identificados en la superficie del planeta y que atestiguan la presencia de agua.

Fuente: CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Fatoumata Kebé, astrofísica en el Observatorio de París y divulgadora
“Volveremos a la Luna por política y dinero, no por la ciencia”
Cristina Sáez

Esta astrofísica combina la investigación en contaminación espacial con la preparación para convertirse en astronauta. También realiza labores de protección medioambiental, así como de divulgación en entornos desfavorecidos. Un buen ejemplo de ello es El libro de la Luna, su última publicación, que reúne mitos, leyendas y el conocimiento que tenemos sobre este astro.

Alt de la imagen
Así se diversificaron los grandes pterosaurios con dientes

Estos enormes reptiles voladores, caracterizados por sus crestas en forma de media luna sobre sus alargados picos, estaban repartidos por todo el mundo hace millones de años. Un nuevo estudio no solo describe una nueva especie en Reino Unido, sino que caracteriza y analiza las relaciones de parentesco de los anhangüéridos, un linaje de grandes pterosaurios dentados.