Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descritas 69 nuevas especies de hongos por todo el planeta

El proyecto Fungal Planet tiene un objetivo: describir 1.250 especies de hongos a finales de 2020. Con esta última entrega, en la que han descrito 69 hongos con participación del Real Jardín Botánico de Madrid del CSIC, el proyecto suma ya 1.111 especies descritas. En España se ha descubierto una nueva especie, aislada de raíces de brezales del Parque Nacional de Cabañeros, en Ciudad Real.

Montaje fotográfico con las tres especies descritas en Brasil y Tailandia, en las que ha participado la investigadora del RJB-CSIC María P. Martín. / RJB-CSIC 

En la actualidad, se conocen unas 125.000 especies de hongos, que representan menos del 10 % de las que quedan por descubrir. El proyecto Fungal Planet, integrado por 160 investigadores de todo el mundo, tiene como objetivo principal proveer a la comunidad científica de un medio rápido y riguroso que acelere la publicación de las nuevas especies de hongos.

Cada nueva especie se presenta en dos páginas, una es la ilustración del hábitat de la especie en la que se incorporan las imágenes de caracteres macroscópicos y microscópicos, y la otra incluye el nombre de la especie, número de Mycobank, descripción, información sobre el tipo y otras colecciones estudiadas, notas y referencias.

“La mayoría de los hongos se ha estudiado a partir de aislados de muestras de suelo, hojas de distintas plantas, sedimentos marinos, aguas saladas y dulces, madera en descomposición, paredes de una destilería de alcohol, interior de un molino de castañas, o la misma piel humana”, señala María P. Martín.

Las primeras nuevas especies de la serie Fungal Planet se publicaron en 2011 y se espera que a finales del 2020 se alcancen las 1.250. Con la publicación de junio se suman 69 nuevas especies de hongos alcanzando las 1.111. 

En este último estudio, publicado en la revista Persoonia, la profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Real Jardín Botánico (RJB) María P. Martín participa con la descripción de tres nuevos hongosCalvatia baixaverdensis y Geastrum calycicoriaceum, de Brasil, y Annulohypoxylon spougei, de Tailandia.

Las dos primeras especies son hongos gasteroides, cuyos cuerpos fructíferos (basidiomas) no se abren hasta que las esporas están maduras. En su descripción han participado investigadores de las Universidades Federales de Pernambuco y de Rio Grande do Norte, Brasil, y la University Central Oklahoma Edmond, EE UU. Calvatia baixaverdiensis presenta basidiomas subglobosos, de hasta 36 x 28 mm, y Geastrum calycicoriaceum, cuando son jóvenes basidiomas piriformes, de hasta 15 x 20 mm, que al madurar se abren en estrella.  

La tercera especie es un hongo del orden Xylariales, descrito en colaboración con investigadores de tres universidades Srinakharinwirot University y Nakhon Phanom University, Tailandia, y la Liverpool John Moores, UK. Annulohypoxylon spougei forma unos peritecios globosos de hasta 0,7 mm de diámetro. Esta especie lleva el nombre del matemático estadounidense John L. Spouge, por sus esfuerzos en implementar herramientas para el análisis de códigos de barras de ADN, no solo de hongos, sino también de plantas. 

“El valor de estas 69 nuevas especies reside en que la mayoría se ha estudiado a partir de aislados de muestras de suelo, hojas de distintas plantas, sedimentos marinos, aguas saladas y dulces, madera en descomposición, paredes de una destilería de alcohol, interior de un molino de castañas, o la misma piel humana; mostrando la gran diversidad de sustratos y ambientes en los que pueden desarrollarse los hongos”, ha señalado la investigadora del RJB-CSIC María P. Martín.

Los nuevos hongos descritos aparecen en territorios tan distantes y con climas dispares como la Antártida, Argentina, Australia, Brasil, Croacia, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Indonesia, República Checa, República de Corea, Rusia, Sudáfrica o Tailandia. 

“De nuestro país, en esta publicación se ha descrito una nueva especie, Cladophialophora cabanerensis, aislada de raíces de brezales del Parque Nacional de Cabañeros, en Ciudad Real”, ha indicado María P. Martín. 

Referencia:

Crous P.  et al.  2020. "Fungal Planet description sheets": 1042-1111. Persoonia 44, 2020: 301-459. DOI: 10.3767/persoonia.2020.44.11

Referencia:

Crous P.  et al.  2020. "Fungal Planet description sheets": 1042-1111. Persoonia 44, 2020: 301-459. DOI: 10.3767/persoonia.2020.44.11

Fuente: RJB-CSIC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Cuervos y urracas muestran una inesperada generosidad

Hasta ahora, diferentes estudios habían observado tendencias egoístas en los córvidos más inteligentes, pero un nuevo trabajo revela más bien lo contrario en varias especies, protagonistas de #Cienciaalobestia. Estas aves son espontáneamente altruistas en beneficio del grupo, sobre todo las que son altamente tolerantes y cooperan para criar.

Alt de la imagen
Los nativos americanos dispersaron la chirimoya por vía marítima

Un estudio sobre el origen del chirimoyo confirma que había rutas por vía marítima que conectaban Centroamérica con Sudamérica. La mayor diversidad genética de este árbol está en América Central.