Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descubierta la galaxia caníbal más pequeña

Investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias han encontrado el caso de canibalismo galáctico a menor escala observado hasta la fecha. Se trata de la galaxia enana Sextans que, con una masa 100.000 veces menor que la nuestra, ha devorado a otra todavía más pequeña.

Varios ejemplos de galaxias masivas fusionándose entre sí. / NASA, ESA, the Hubble Heritage and Collaboration, y A. Evans

Los investigadores Luis Cicuéndez y Giuseppina Battaglia del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) han descubierto un caso de canibalismo galáctico que ha generado la fusión entre galaxias a menor escala detectada hasta ahora: la galaxia enana Sextans, con una masa 100.000 veces menor que la Vía Láctea, ha devorado a una compañera aún menor.

Utilizando datos del telescopio Víctor M. Blanco (de 4 m de diámetro), instalado en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, y del telescopio Landon Clay (6 m), también conocido como Magallanes 2, del Observatorio Las Campanas, ambos en Chile, observaron en Sextans claros signos de haber absorbido otro sistema de menor tamaño.

La galaxia enana Sextans, con una masa 100.000 veces menor que la Vía Láctea, ha devorado a una compañera aún menor

Al analizar la galaxia enana, observaron que la distribución espacial de las estrellas azules (pobres en metales) se torna redonda y regular, mientras que la de las estrellas rojas (ricas en metales) se muestra mucho más elíptica e irregular, con la presencia de una sobredensidad estelar en su lado noreste.

“La explicación más razonable para este fenómeno es que, originalmente, las galaxias que se fusionaron tenían metalicidades distintas”, explica Cicuéndez, también investigador de la Universidad de La Laguna.

Una subestructura en fomra de anillo

Del mismo modo, tanto el análisis de velocidades como el de indicadores de la composición química de las estrellas revelan la presencia de una subestructura espacial con forma de anillo. Esta subestructura presenta una velocidad considerablemente mayor y una composición química distinta del resto de estrellas de la galaxia.

“Este hallazgo probaría que el modelo jerárquico de formación de galaxias, por el cual éstas se fusionarían para formar las galaxias de mayor tamaño, puede seguir explicando la formación de las galaxias más pequeñas conocidas hasta ahora, las llamadas galaxias enanas”, señala Battaglia.

Los detalles de este nuevo descubrimiento se publican en el nuevo volumen de la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS).

Referencia bibliográfica:

Cicuéndez, L. y Battaglia, G. Appearances can be deceiving: clear signs of accretion in the seemingly ordinary Sextans dSph. Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, Volume 480, Issue 1, 11 October 2018, Pages 251–260. DOI: 10.1093/mnras/sty1748

Fuente: IAC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Una explicación a la dificultad de encontrar huellas de vida en las arcillas marcianas

Los minerales arcillosos descubiertos en el cráter Gale de Marte por el rover Curiosity son capaces de preservar compuestos orgánicos durante largos periodos de tiempo. Ahora científicos del Centro de Astrobiología han comprobado en cámaras de simulación que una breve exposición a fluidos ácidos complicaría enormemente la preservación de estos compuestos, algo a tener en cuenta en la búsqueda de vida en el planeta rojo.

Alt de la imagen
¿Biomarcadores en Venus? Cuando el polvo comienza a asentarse
David Barrado

El descubrimiento de fosfano en las nubes de Venus ha disparado las especulaciones sobre su posible origen biológico, pero se necesitan más observaciones para confirmar el hallazgo y conocer su verdadera fuente. Las posibles misiones que se planean al planeta vecino, como EnVision de la Agencia Espacial Europea y DAVINCI+ de la NASA, pueden ayudar a encontrar la respuesta.