Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descubiertas pinturas rupestres en la cueva de Lumentxa

Un estudio sobre arte parietal paleolítico de la cueva vizcaína de Lumentxa ha permitido identificar tres representaciones figurativas concentradas en un único panel, dos bisontes y una cabeza de caballo, y un número elevado de manchas y trazos de pigmento dispersos por toda la cavidad.

Un estudio científico sobre arte parietal paleolítico de la cueva vizcaína de Lumentxa, en Lekeitio (Bizkaia), ha permitido identificar tres representaciones figurativas concentradas en un único panel, dos bisontes y una cabeza de caballo, y un número elevado de manchas y trazos de pigmento dispersos por toda la cavidad.

Los autores son los arqueólogos Joseba Rios Garaizar, del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana; Diego Garate, del Arkeologi Museoa de Bilbao, y Aitor Ruiz, del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC); y acaban de publicar su estudio en la revista Kobie de la Diputación Foral de Bizkaia.

El panel principal está compuesto por dos bisontes de gran tamaño, 1,70 metros de largo, pintados en rojo, en los que se representa la totalidad del animal excepto la grupa que se conforma con la forma particular del borde del bloque en el que están pintados.

El panel principal está compuesto por dos bisontes de gran tamaño pintados en rojo

Como explica Joseba Ríos, uno de los aspectos más llamativos de estas figuras es que juegan con la perspectiva. El primero de los bisontes aparece proporcionado desde una perspectiva frontal, mientras que el segundo se observa mejor desde un lateral. Dentro de este segundo bisonte se representa una cabeza de caballo, también con pigmento rojo.

Arte magdaleniense

Este tipo de composición es semejante a la que se observa en otras cuevas con arte magdaleniense del entorno como Altxerri o Ekain. Además, muestra algunas semejanzas en cuanto a la temática y a la técnica con cuevas del Cantábrico, como Pindal o Covaciella, y con cuevas de los Pirineos occidentales como Etxeberri, “que lo sitúan probablemente en el Magdaleniense medio, esto es, hace unos 13.500 años”, afirma Joseba Ríos.

Los yacimientos con niveles magdalenienses en la comarca de Lea-Artibai, donde se encuentra la cueva de Lumentxa, son numerosos pero, hasta el momento, en ninguno de ellos ha sido localizado arte parietal paleolítico. De esta manera, Lumentxa se convierte en la primera cueva con arte rupestre de la comarca de Lea-Artibai y en la sexta de Vizcaya.

En este estudio, que se parte del descubrimiento en 2012 de las pinturas rupestres por Joseba Rios y Diego Garate, además de los trabajos de prospección y documentación convencional de las pinturas, técnicos del CENIEH han realizado la documentación 3D de la cueva de Lumentxa y del panel principal, por lo que ya se dispone de datos brutos para la realización de una réplica virtual de la cavidad.

Fuente: CENIEH
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Una tablilla babilónica muestra el ejemplo de geometría aplicada más antiguo del mundo

Mil años antes de que naciera Pitágoras, en la Antigua Babilonia ya se trazaban triángulos y ternas pitagóricas para delimitar las tierras. Así lo confirma una pieza de arcilla de hace 3.700 años redescubierta en un museo de Estambul (Turquía) por un matemático australiano.

Nuevas pistas sobre el misterioso torreón de la ‘Pompeya vetona’

Parecían un montón de piedras más en el castro de Ulaca (Ávila) pero en los últimos años, con técnicas geofísicas y de fotogrametría aérea, investigadores de las universidades Politécnica y Complutense de Madrid han descubierto que posiblemente sean los restos de una antigua atalaya. Desde ella se pudo controlar este gran poblado vetón, aunque la localización privilegiada del edificio y su proximidad a manantiales también hace pensar en una función política y religiosa.