Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio se ha publicado en ‘Annales Botanici Fennici’

Descubren dos nuevas plantas en España

Cuando se pensaba que en la Península Ibérica estaban ya descubiertas casi todas las plantas, investigadores españoles han descubierto Taraxacum decastroi y Taraxacum lacianense, dos “dientes de león” de los Pirineos y de la Cordillera Cantábrica, respectivamente. El hallazgo confirma la situación privilegiada de España como foco de biodiversidad.

Una planta del género Taraxacum. Foto: Galán de Mera.

“En España es ya difícil encontrarse con especies nuevas. Depende de la complejidad del grupo de plantas que estudiemos”, afirma a SINC Antonio Galán de Mera, autor principal e investigador en el departamento de Biología (Botánica) de la Universidad San Pablo-CEU de Madrid.

Según el estudio, que se ha publicado en Annales Botanici Fennici, la identificación de estas dos nuevas plantas no ha sido tarea fácil. “Tuvimos que compararlas con numerosos ejemplares de Europa (sobre todo españoles y portugueses) que nos prestaron otros colegas desde sus colecciones”, asegura Galán de Mera.

Taraxacum decastroi y Taraxacum lacianense son plantas de hojas alargadas, y con poco polen, porque su reproducción se realiza a través de la producción de semillas sin fecundación. Tienen además frutos “bastante característicos”, con escasa ornamentación, “lo que las diferencia de otras especies de la Península”, añade el científico.

T. decastroi, que toma su nombre por el naturalista Emilio de Castro y Pérez de Castro, es una planta de los abetales pirenaicos de Lérida, mientras que T. lacianense, avistada por primera vez por José Alfredo Vicente Orellana, lo es del dominio de los abedulares de los Montes de León, en concreto de la comarca de Laciana. Ambas plantas viven en medios húmedos y se enfrentan a ciertas amenazas.

Taraxacum lacianense vive en medios muy frágiles a la desecación; además la turbera donde se desarrolla está en el entorno de los abedulares de los Montes de León, que están seriamente amenazados por la minería de carbón a cielo abierto”, manifiesta el biólogo.

Nuevas plantas, mayor biodiversidad

La descripción de Taraxacum decastroi y Taraxacum lacianense suponen dos nuevos aportes a la biodiversidad de la flora de la Península Ibérica y se suman a las más de 50 especies que forman parte del género Taraxacum en la Península Ibérica. Ambas especies están relacionadas con Taraxacum reophilum de los Alpes.

En España, el número de nuevas plantas que aún quedan por descubrir “no se puede precisar, aunque el estudio de los géneros siempre puede dar sorpresas”, precisa el investigador, que en la actualidad está estudiando otra “probable” nueva especie de la provincia de Madrid relacionada con un grupo boreal. El equipo ha descubierto además otra en Portugal, en Segovia y en Asturias.

Las dos nuevas especies se incluirán en el capítulo sobre el género Taraxacum de la obra Flora Ibérica, que edita el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desde 1986, y en el que colabora el Área de Botánica de la Universidad San Pablo-CEU a través del herbario donde se conservan plantas de la Península Ibérica y América del Sur.

----------------------------------

Referencia bibliográfica

Galán de Mera, Antonio; Vicente Orellana, José Alfredo. “Taraxacum decastroi and T-lacianense (Asteraceae), two new species from the Iberian Peninsula”. Annales Botanici Fennici 47(4): 307-311, 30 de agosto de 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Bananeros intensivos, la comida rápida que perjudica a los murciélagos

En Costa Rica, los árboles bananeros son una importante fuente de alimento para los murciélagos siricoteros de Pallas, protagonistas del #Cienciaalobestia. Un nuevo estudio muestra que los que se nutren en plantaciones intensivas tienen una menor diversidad en su microbiota intestinal que los que recurren al néctar de los bananos que crecen en los bosques o que han sido cultivados ecológicamente. 

Un buque del IEO viaja a La Palma para estudiar el impacto de la llegada de la lava al mar
EFE

A bordo del barco oceanográfico, cuya llegada a la isla está prevista para este sábado, viajan algunos de los mayores especialistas en geología marina de España. Entre otras labores, los investigadores harán un estudio de la profundidad marina con alta resolución. También llevarán a cabo análisis fisicoquímicos y biológicos del agua, en caso de que la colada de lava llegue finalmente al mar.