Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descubren dos proteínas esenciales para el metabolismo del corazón de los recién nacidos

Estas moléculas, denominadas p38γ p38δ, podrían estar detrás de algunas de las enfermedades congénitas de origen cardiometabólico cuya causa se desconoce en la actualidad. El trabajo sugiere que una dieta rica en ácidos grasos podría ser un tratamiento válido para tratar este tipo de enfermedades.

Los investigadores del estudio: Alfonso Mora, Ayelén Santamans, Luis Leiva, Guadalupe Sabio, José Antonio Enríquez y Barbara González Terán. / CNIC

Un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) ha descubierto dos proteínas esenciales para el metabolismo cardíaco tras el nacimiento. Su importancia es “clave”, según el estudio publicado en la revista PLoS Biology, ya que la alteración del metabolismo cardiaco durante esos primeros días produce daños irreversibles en el corazón y una variación de todo el metabolismo que causa diabetes y la reducción de la capacidad termorreguladora de los animales.

Afortunadamente, el trabajo muestra “que estos efectos podrían llegar a ser tratados mediante un cambio en la alimentación”, asegura Guadalupe Sabio, directora del grupo que ha llevado a cabo estos descubrimientos.

Tras el nacimiento, el corazón sufre un periodo de crecimiento acelerado que hace necesario un gran aporte energético

Durante el desarrollo embrionario y los primeros días tras el nacimiento, la principal fuente energética del corazón proviene de la glucosa que se almacena en forma de glucógeno. Sin embargo, tras el nacimiento, este órgano sufre un periodo de crecimiento acelerado que hace necesario un gran aporte energético por lo que, como explica la autora principal Ayelén Santamans, el corazón tiene que ser “mucho más eficiente en la obtención de energía”.

Relación del metabolismo cardiaco con el del resto del cuerpo

El estudio muestra que unas proteínas, denominadas p38γ y p38d, se activan en el corazón al poco de nacer y reducen la actividad de la enzima responsable de la producción del glucógeno. Esto desencadena un cambio metabólico en este órgano, que empieza entonces a utilizar ácidos grasos para producir su energía.

La alteración del metabolismo cardiaco durante el desarrollo postnatal provoca daños irreversibles cuyas consecuencias se hacen patentes en la etapa adulta: resistencia a la insulina, intolerancia a la glucosa y problemas para mantener la temperatura corporal.

Sin embargo se ha visto que, si la causa es que el corazón no obtiene la suficiente energía, los daños se pueden corregir mediante un cambio en la alimentación. Para demostrarlo, las investigadoras administraron a las madres una dieta rica en grasas.

Si la madre seguía una dieta en grasas, los recién nacidos no presentaban daños cardiacos ni los síntomas de diabetes que se observan cuando las proteínas p38γ y p38d no se activan en el momento adecuado

Los resultados mostraron que los recién nacidos no presentaban ni daño cardiaco ni tampoco los síntomas de diabetes que se observan cuando estas dos proteínas descubiertas no se activan en el momento adecuado del desarrollo.

Este trabajo indica, por primera vez, que el metabolismo cardiaco durante la etapa postnatal es clave en la regulación del metabolismo de todo el organismo. De hecho, explican las autoras, “lo que han descubierto es que el aumento gradual de p38γ y p38δ está muy bien controlado y que su alteración conduce a un déficit energético perjudicial tanto para el corazón como para el metabolismo del resto del cuerpo”.

Las investigadoras consideran que tanto p38γ como p38δ podrían estar detrás de algunas de las enfermedades congénitas de origen cardiometabólico cuya causa se desconoce en la actualidad. Además, sugieren que la suplementación alimentaria podría ser un tratamiento válido para tratar este tipo de enfermedades.

Referencia:

Santamans et al. “Control of cardiac and whole-body metabolism by alternative p38s”. PLOS Biology. https://doi.org/10.1371/journal.pbio.3001447 November 10, 2021 2 / 34

Fuente:
CNIC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Primer trasplante simultáneo de corazón e hígado en España
EFE

La operación, que se realizó a un paciente con cardiopatía congénita, duró más de 12 horas e involucró a 30 profesionales sanitarios. Se trata de un hito en la historia del trasplante de órganos en España.

Un consumo moderado de café y té puede reducir el riesgo de ictus y demencia

Tras monitorizar a 365.682 voluntarios durante varios años, un estudio revela que la ingesta de 4 a 6 tazas diarias de ambas bebidas se asocia con una reducción de la prevalencia de enfermedades cerebrovasculares y demencia. Tanto los autores como investigadores independientes advierten sobre las limitaciones del estudio.