Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Se presenta también como un potencial marcador de cáncer de pulmón

Descubren una anomalía genética que podría incrementar el riesgo de trombosis

Investigadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra han determinado una anomalía genética que podría incrementar el riesgo de trombosis. El trabajo ha sido publicado en Haematologica, revista de la European Haematology Association. Los resultados obtenidos protagonizan también la portada y el editorial de la publicación.

Ramón Montes, investigador principal del estudio. Foto: Manuel Castells.

El receptor endotelial de la proteína C (EPCR) desarrolla una función anticoagulante en las células de los vasos sanguíneos. Sin embargo, cuando se transforma en soluble (sEPCR) se convierte en un factor que promueve la coagulación. “Nuestro estudio ha determinado que esta alteración puede tener su origen en un nuevo sistema de diversificación genética (splicing alternativo). La detección de esta molécula se convertiría en una nueva herramienta para valorar el riesgo trombótico”, explica Ramón Montes, investigador principal del estudio.

El trabajo, en el que han participado Eva Molina, José Hermida, Jacinto López-Sagaseta y Cristina Puy, del área de Ciencias Cardiovasculares, demuestra también la presencia de sEPCR en líneas celulares de cáncer de pulmón. “Los datos obtenidos en nuestro estudio nos llevan a pensar que la incidencia de trombosis en pacientes oncológicos puede deberse a la presencia de esta molécula. Si así fuera podríamos encontrarnos ante un posible marcador de cáncer de pulmón”.

Más información:
http://www.haematologica.it/cgi/reprint/93/6/878

Fuente: UN
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Luis Liz-Marzán y Carlos Simón reciben los Premios Lilly de Investigación Biomédica 2021

La Fundación Lilly ha reconocido las trayectorias de Luis Liz-Marzán y Carlos Simón en las categorías preclínica y clínica, respectivamente. El primero, por sus estudios en nanociencia y nanomedicina y potenciales aplicaciones en la detección, diagnóstico y terapia de enfermedades como el cáncer. El segundo, por sus trabajos sobre fertilidad humana e investigaciones para comprender el comportamiento del endometrio.

El nuevo tratamiento para el alzhéimer aprobado por la FDA genera controversias

Por primera vez desde 2003, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha aprobado un medicamento para el tratamiento del alzhéimer. La decisión ha suscitado una gran polémica ya que no cuenta con grandes resultados probados.