Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Desvelado el menú de la antigua megafauna ártica

La revista Nature presenta esta semana la historia de los cambios que sufrió la vegetación del Ártico hace 50.000 años y que constituía la dieta de los grandes mamíferos de la época, como los mamuts lanudos, los rinocerontes lanudos y los caballos.

Recreación del paisaje del Pleistoceno que incluye mamuts, caballos, renos, bisontes y al buey almizclero. / Mauricio Antón.

Investigadores de la Universidad de Copenhague han analizado el ADN de plantas y nematodos que indican que en el Ártico, hace más de 10.000 años, la vegetación estaba dominada por un tipo de plantas herbáceas ricas en proteínas, un conjunto de especies cuya peculiaridad es la de tener flores llamativas.

“Estas plantas habrían jugado un papel importante en la dieta de la megafauna, como los mamuts lanudos, los rinocerontes lanudos y los caballos, que solían deambular por la región”, explican los investigadores.

La desaparición progresiva de las herbáceas con flores se correlaciona con la extinción de muchas especies de megafauna

Hasta ahora el estudio de los cambios en la vegetación durante los últimos 50.000 años se basaba principalmente en polen fósil.

“Sin embargo, este registro tiende a estar sesgado hacia plantas que producen gran cantidad de polen, como las gramíneas”, apuntan los expertos.

Los investigadores secuenciaron ADN vegetal extraído de muestras de permafrost. Sus resultados muestran un panorama de ecosistema en el que tanto las gramíneas como las herbáceas con flores estuvieron presentes en la dieta de la megafauna.

“Parece que la desaparición progresiva de estas plantas herbáceas con flores se correlaciona con la disminución y extinción de muchas especies de megafauna”, señala a Sinc Eske Willerslev, autor principal del trabajo.

Referencia bibliográfica:

Eske Willerslev et al. “Fifty thousand years of Arctic vegetation and megafaunal diet” Nature 506: 47 - 66. doi:10.1038/nature12921, 6 de febrero de 2014.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Cuervos y urracas muestran una inesperada generosidad

Hasta ahora, diferentes estudios habían observado tendencias egoístas en los córvidos más inteligentes, pero un nuevo trabajo revela más bien lo contrario en varias especies, protagonistas de #Cienciaalobestia. Estas aves son espontáneamente altruistas en beneficio del grupo, sobre todo las que son altamente tolerantes y cooperan para criar.

Alt de la imagen
Los nativos americanos dispersaron la chirimoya por vía marítima

Un estudio sobre el origen del chirimoyo confirma que había rutas por vía marítima que conectaban Centroamérica con Sudamérica. La mayor diversidad genética de este árbol está en América Central.