BIOMEDICINA Y SALUD: Otras especialidades médicas

Pueden permitir salvar la vida y reducir secuelas a muchas personas afectadas

Dos estudios abren la puerta al uso del tratamiento del infarto cerebral más allá de las tres horas

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

La alteplasa intravenosa, el único fármaco autorizado para tratar el ictus isquémico, puede ser aplicada hasta las cuatro horas después del ataque, según dos estudios internacionales en los que ha participado el Hospital Germans Trias. Actualmente, el medicamento está aprobado para administrarlo durante las tres primeras horas tras el ataque.

Más información sobre:
alteplasa
Germans Trias
Can Ruti
ictus
infarto cerebral
neurología

HGT | 26 septiembre 2008 11:04

La alteplasa intravenosa es el único tratamiento aprobado actualmente en todo el mundo para poder tratar el infarto cerebral (ictus isquémico), pero el fármaco sólo está validado para poderlo aplicar durante las tres primeras horas después de sufrir el ataque y esto reduce de forma considerable el número de afectados que pueden beneficiarse del tratamiento.

Ahora, dos estudios internacionales confirman que la alteplasa es segura si se administra dentro de las cuatro horas y media después de haber sufrido el ictus isquémico. En las dos investigaciones ha participado el servicio de Neurología del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol.

El primero de estos estudios se publicó en la edición digital de la revista médica británica Lancet el día 15 de septiembre y recogía los resultados de un estudio clínico observacional realizado en más de setecientos centros de 35 países en el cual se administró alteplasa a personas que hacía más de tres horas y menos de cuatro y media que habían sufrido un ictus. La investigación ha durado cinco años y ha incluido 664 pacientes. En el artículo publicado en The Lancet los autores concluyen que el inicio del tratamiento con alteplasa entre las tres horas y las cuatro y media comporta unos beneficios similares a la aplicación del fármaco antes de las tres horas.

El segundo estudio se publicó el 25 de septiembre en la edición digital de la revista norteamericana New England Journal of Medicine. A diferencia del anterior, se trata de un ensayo controlado, con placebo y con método doble ciego, en el que han participado 821 pacientes atendidos en el hospital entre tres horas y cuatro horas y media después de haber sufrido el ataque. De todos los enfermos que han participado en el estudio, 418 han sido tratados con alteplasa y 403 con placebo. La investigación ha contado con la participación de 130 hospitales de diecinueve países europeos. En España han participado catorce hospitales con 111 enfermos. Los autores concluyen que la administración de alteplasa entre las tres horas y las cuatro horas y media tras el infarto cerebral mejora significativamente los resultados clínicos de los pacientes respecto al placebo.

Los resultados de los dos estudios fueron presentados durante el sexto congreso mundial de ictus que se celebró en Viena.

Según el coordinador del área de Neurociencias del Hospital Germans Trias y miembro del equipo directivo internacional y coautor de los estudios, Antoni Dávalos, «estas investigaciones abren la puerta a la aprobación del uso de la alteplasa más allá de las tres horas, cosa que puede beneficiar a muchos enfermos». Actualmente, pocas personas llegan al hospital en menos de tres horas después de haber sufrido un infarto cerebral. Aún así, Dávalos insiste en la importancia de atender rápidamente en hospitales especializados a las personas que han sufrido un ictus porque «cuanto antes se inicie el tratamiento, mejor pronóstico tienen los afectados».

Tratamiento reciente

La aprobación de la alteplasa como único tratamiento del infarto cerebral es bastante reciente. De hecho, la confirmación definitiva de su eficacia durante las tres primeras horas después del ataque no se produjo hasta el mes de enero de 2007, con la publicación de un macroestudio en el que también participó el hospital Germans Trias. El fármaco puede tener efectos secundarios graves y se debe de administrar en unidades específicas con profesionales especializados (unidades de ictus).

El hospital Germans Trias dispone de una unidad de ictus que da servicio a los ciudadanos que viven en el Barcelonés Norte (Badalona, Santa Coloma de Gramenet y Sant Adrià de Besòs) y en el Maresme, un área poblada por 800 mil personas. Todos los centros de esta zona están coordinados para poder trasladar de la forma más rápida posible al hospital badalonés a las personas que han sufrido un infarto o una hemorragia cerebral. El dispositivo se denomina «código ictus» y la región de referencia del hospital Germans Trias fue la primera de Catalunya en ponerlo en marcha.

El ictus es un problema asistencial complejo y creciente. Actualmente, es la primera causa de muerte en Catalunya en las mujeres por encima de los 65 años y en los hombres por encima de los 75, y es la primera causa de incapacidad a largo plazo.

----------------------------

Referencia de los artículos:

Nils Wahlgren, Niaz Ahmed, Antoni Dávalos, Werner Hacke, Mónica Millán, Keith Muir, Risto O Roine, Danilo Toni, Kennedy R Lees, for the SITS investigators. "Thrombolysis with alteplase 3–4·5 h after acute ischaemic stroke (SITS-ISTR): an observational study". The Lancet Sep 15 [epub ahead of print]

Werner Hacke, Markku Kaste, Erich Bluhmki, Miroslav Brozman, Antoni Dávalos, Donata Guidetti, Vincent Larrue, Kennedy R Lees, Zakaria Medeghri, Thomas Machnig, Dietmar Schneider, Rüdiger von Kummer, Nils Wahlgren, and Danilo Toni, for the European Cooperative Acute Stroke Study (ECASS). "Alteplase Compared with Placebo within 3 to 4.5 Hours for Acute Ischemic Stroke". New England Journal of Medicine [epub ahead of print]

Zona geográfica: Cataluña
Fuente: HGT

Comentarios

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER