Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El Banco Nacional de ADN se transforma en un centro puntero de investigación biotecnológica

Detrás de las palabras de la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, sobre la ampliación en 2018 del Banco Nacional de ADN con motivo del VIII centenario de la Universidad de Salamanca, existe un ambicioso proyecto de transformar este repositorio de muestras biológicas humanas en un centro nacional de caracterización de recursos biológicos.

Mapa elaborado por la Fundación Genoma España que muestra los distintos nodos del Banco Nacional de ADN.

El proyecto prevé la construcción de un nuevo edificio, avanzadas tecnologías de ultrasecuenciación y la participación inicial de un mínimo de 100 investigadores de varias áreas científicas, procedentes en algunos casos de fuera de Salamanca. Los trabajos que desarrolle pretenden atraer a empresas de todos los sectores biotecnológicos, desde la salud humana hasta la agricultura y la ganadería, y el impulso a estos sectores en toda Castilla y León. Además, coordinará la participación española en la tercera fase del Proyecto Genoma Humano.

La iniciativa supone dar "una dimensión completamente diferente a lo que es el Banco Nacional de ADN", afirma su director, Alberto Orfao. Esta apuesta requiere "un edificio emblemático para la ciudad", que debería estar ubicado "dentro del campus biomédico, porque tiene que estar cerca del hospital y de la Facultad de Medicina".

En la actualidad, el espacio que tiene el proyecto en el Centro de Investigación del Cáncer ya se ha quedado pequeño, de manera que los responsables trabajan en la posibilidad de que parte del equipamiento que ya está comprado se ubique próximamente en la Facultad de Medicina. El cambio de nombre del centro responde también a una adecuación a sus nuevas misiones.

La ampliación de las actividades se estructurará en varias fases. Del trabajo con muestras humanas de enfermedades y de individuos sanos, se pasará a modelos animales que, por ejemplo, "pueden evitar tener que generar más ratones, de manera que cuando se sacrifica un ejemplar o se obtiene una muestra de él, este material sirva para muchos proyectos a la vez", indica.

Esto será posible por el cambio de filosofía del centro, que pasa de ser un repositorio de muestras a un gran centro de investigación, que contará con una avanzada unidad de ultrasecuenciación.

"En muchas ocasiones diferentes proyectos repiten los mismos estudios de secuenciación a partir de las mismas muestras, lo que pretendemos es tenerlos hechos nosotros mismos y proporcionar, en lugar de la muestra, la información", señala Orfao, "eso aceleraría mucho más la investigación y reduciría costes".

Tecnología de ultrasecuenciación

En el proyecto se implicarán muchos más grupos de investigación de la Universidad de Salamanca, de manera que ellos también aportarán sus recursos y, en este sentido, un buen ejemplo es el grupo de José Luis Revuelta, investigador del Departamento de Microbiología y Genética, que ha obtenido financiación para adquirir equipamiento de ultrasecuenciación.

La novedad será que, en lugar de aplicarlo sólo al análisis de microorganismos, se utilizará para muchas otras áreas. En opinión de Orfao, esta tecnología "trae a Salamanca el futuro de la genética", que permitirá "conocer la secuencia de todo el genoma de un individuo a un coste relativamente accesible y en un tiempo corto".

Todo ello implica una apuesta por líneas de actuación que no sólo tienen que ver con la genética y la genómica, sino también con la investigación tecnológica. "Espero que en un futuro temprano estemos hablando de empresas que generen aquí esa tecnología", comenta el director. Sin embargo, el Banco Nacional de ADN ya había optado por las tecnologías asociadas a biobancos antes de ahora.

En este momento, tiene la propiedad intelectual "del mejor sistema informático de gestión de biobancos, que está teniendo un éxito enorme en España desde el punto de vista comercial" y cuyos derechos revierten en la Universidad. "Queremos apostar por nuevas tecnologías que permitan hacer más tareas, más rápido y mejor", indica el científico.

Proyecto Genoma Humano

El papel del nuevo centro tendrá relevancia internacional con su participación en la tercera fase del Proyecto Genoma Humano, denominada1.000 Genomes. La primera fase es la más conocida y supuso la secuenciación del genoma completo para descifrar los genes. La segunda fase, denominada HapMap (de mapa haploide) ha estudiado cómo se heredan esos genes, es decir, dónde se ubican, cuáles se heredan juntos y cuáles de forma independiente. En la actualidad, ya está en marcha una tercera fase que es "mucho más ambiciosa incluso que el Proyecto Genoma Humano inicial, porque en aquel se secuenciaron los genes, pero ahora se pretende secuenciar individuos y no sólo los genes, sino todo su ADN", señala Orfao.

Para ello, "hemos sido invitados a participar por la difusión que ha alcanzado el Banco a nivel internacional", asegura, de manera que España ha sido el cuarto país en incorporarse después de Estados Unidos, Reino Unido y China. "Esto significa por primera vez una participación clara de nuestro país en este consorcio" y el Banco de ADN, que ya ha iniciado una nueva recogida de muestras para secuenciar, es el coordinador nacional tras firmar un convenio con 1.000 Genomes que incluye a la Fundación Genoma España.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Un grupo de expertos pide mejorar la regulación de la ventilación para combatir las enfermedades de transmisión aérea

Científicos de España, EE UU y otros 12 países hacen un llamamiento en la revista Science para que comience una nueva era en la prevención de la transmisión aérea de infecciones respiratorias, como la covid-19, al igual que en los siglos XIX y XX se reguló eliminar los patógenos del agua y los alimentos. Los autores abogan por establecer medidas para la ventilación en interiores, como el flujo de aire, tasas de filtración y monitoreo.

Un estudio de seroprevalencia no detecta asociación entre tratamiento de aguas residuales y transmisión del coronavirus

Los trabajadores de las plantas depuradoras presentan el mismo nivel de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 que el resto de la población, según una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Granada en esa provincia. Los resultados indican que el riesgo de infección por vía feco-oral es casi nulo.