Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El Gran Telescopio Canarias pone en marcha la tercera generación de instrumentos

Los instrumentos de tercera generación Megara y MIRADAS (Mid resolution InfRAreD Astronomical Spectrograph), liderados por miembros de la colaboración Consolider-Gran Telescopio Canarias (GTC), han sido los dos seleccionados para mantener al mayor telescopio óptico-infrarrojo del mundo en la vanguardia de la tecnología durante la segunda mitad de esta década.

Gran Telescopio Canarias con la compuerta de observación abierta. Puede apreciarse la estructura mecánica en el interior de la cúpula. Imagen: Pablo Bonet (IAC).

Recientemente la empresa pública GRANTECAN S. A., elegía los dos instrumentos de tercera generación que se instalarán en el Gran Telescopio Canarias (GTC). Megara trabajará en el rango óptico y tiene como investigador principal a Armando Gil de Paz, y Miradas en el infrarrojo, liderado por Stephen Eikenberry. Ambos son miembros destacados de la colaboración Consolider-GTC, donde otros integrantes también se han embarcado en estos dos proyectos de instrumentación científica.

Actualmente el GTC cuenta con dos instrumentos de primera generación, Osiris, que trabaja en el rango visible de la luz, y CanariCam, un instrumento infrarrojo que se instalará próximamente en el telescopio. Los de segunda generación ya se están construyendo, Emir y Frida, pero es fundamental preparar con tiempo los instrumentos que estarán a la vanguardia de la tecnología en la segunda mitad de esta década. De ahí la elección de los de tercera generación, Megara y Miradas.

El estudio de múltiples fuentes de MEGARA

MEGARA, coordinado por el investigador Armando Gil de Paz del equipo GALAXIAS-UCM, será construido por un consorcio de instituciones españolas y mexicanas liderado por investigadores del Departamento de Astrofísica y Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Este instrumento ofrecerá una gran versatilidad para el estudio de conglomerados de múltiples fuentes, tales como cúmulos de galaxias, cúmulos estelares o, alternativamente, el estudio detallado de grandes objetos, como los discos de las galaxias o la dinámica de los gases de las nebulosas planetarias. También podrá analizar los supervientos en galaxias como M82 para entender los procesos violentos de formación estelar que los originan. La capacidad de estudiar simultáneamente gran número de fuentes, con alta resolución espectral, concede a Megara una potencia no desarrollada hasta ahora por ningún otro instrumento.

Para hacer de este proyecto una realidad, además de la UCM, el consorcio responsable de Megara incluye al Instituto de Astrofísica de Andalucía (perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y al Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de México. Está previsto que el instrumento esté instalado en el telescopio, listo para ser usado por la comunidad GTC, en el año 2015.

La potencia de MIRADAS

Por su parte, MIRADAS liderado por Stephen Eikenberry (Universidad de Florida), miembro del Grupo GTC y del equipo Goya-UCM, será construido por un consorcio que incluye a la Universidad de Florida (EE UU), la Universidad de Barcelona, la UCM, el Instituto de Astrofísica de Canarias, el Institut de Física d'Altes Energies, el Institut d'Estudis Espacials de Catalunya y la Universidad Nacional Autónoma de México.

Se trata del instrumento astronómico más potente de su clase ideado hasta el momento. La combinación de la capacidad colectora del GTC y de la espectroscopía multiobjeto de resolución media-alta en el infrarrojo cercano de MIRADAS lo hacen único, con una eficiencia observacional de más de un orden de magnitud mayor que las actuales capacidades con las que cuentan los telescopios de clase 10 metros.

El equipo científico de MIRADAS ha identificado cuatro casos clave de estudio, como son las estrellas masivas en la Vía Láctea, el estudio de la dinámica de las reacciones químicas en el interior de la vía Láctea, los “ladrillos” de la evolución de las galaxias a desplazamiento al rojo intermedio, y la espectropolarimetría infrarroja como una nueva ventana para la astrofísica estelar. Este grupo prevé que el instrumento esté instalado y funcionando en el año 2016.

El programa Consolider-Ingenio 2010-GTC es un proyecto basado en el Gran Telescopio Canarias (GTC) y financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN), que pretende impulsar la astronomía española a través de la realización y coordinación de programas científicos avanzados, y cuyos resultados supondrán saltos cualitativos para la comunidad astronómica. Consolider-GTC es un puente de unión entre expertos en tecnología e instrumentación astronómica e investigadores de diversas disciplinas de la astrofísica de vanguardia.

El proyecto, además, participa activamente en la formación de futuras generaciones de investigadores y desarrolla un programa de información acerca de los logros científicos conseguidos, ayudando a mejorar el entendimiento y el conocimiento que la sociedad tiene de la ciencia a través de un atractivo sistema de divulgación.

--------------------------

Más información:

Web del programa Consolider-GTC.

Web de MEGARA.

Presentación de MIRADAS

Web del GTC.

Fuente: Gran Telescopio Canarias
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Éxito de la misión OSIRIS-REx de la NASA tras su breve aterrizaje en un asteroide
SINC

La nave espacial ha ejecutado correctamente todas sus maniobras de acercamiento al asteroide Bennu, se ha posado unos segundos en su superficie, ha tomado muestras y ha vuelto a despegar, según ha informado hoy la agencia estadounidense. En una semana se confirmará si la cantidad de polvo y material obtenido es suficiente para traerlo a la Tierra. De no ser así, se recogerá más en enero de 2021.

Alt de la imagen
La NASA recoge por primera vez muestras de un asteroide

La noche del 20 al 21 de octubre se producirá un momento histórico para la misión OSIRIS-REx. La nave aterrizará durante unos segundos en el asteroide Bennu para arrancar material de su superficie y traerlo a la Tierra. La arriesgada maniobra se realizará en una pequeña zona despejada en medio de grandes rocas.