Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Los haces comenzarán a circular por el acelerador a partir de octubre

El LHC volverá a funcionar en noviembre

Maneul Aguilar, antiguo delegado científico de España en el Consejo del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) ha confirmado hoy en la Universidad de Zaragoza que el Gran Colisionador Hadrónico (LHC) volverá a funcionar en noviembre. Según las previsiones, los haces comenzarán a circular por esta gran instalación científica a partir de octubre, una vez superados todos los ajustes tras las reparaciones a las que ha tenido que ser sometido.

El científico Manuel Aguilar, tras la conferencia en el hall de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza

Así lo ha afirmado hoy en la Universidad de Zaragoza, Manuel Aguilar, delegado científico de España en el Consejo del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) entre 2000 y 2008, durante su conferencia “Empieza la era del Gran Colisionador Hadrónico (LHC)”. De hecho, está gran instalación científica es la que permite a Europa mantener el liderazgo mundial en investigación en Física de Partículas Elementales.

El LHC es un acelerador de partículas que estudiará la naturaleza íntima de la materia a una escala jamás explorada y es el instrumento científico más grande y complejo construido hasta la fecha. El LHC, con sede en Ginebra (Suiza), buscará respuesta a cuestiones fundamentales: el origen de las masas, el problema de la materia oscura, las sutiles diferencias entre materia y antimateria, la posible existencia de nuevas interacciones, nuevos estados de la materia y nuevas dimensiones espacio temporales.

Aguilar ha señalado que el último de los 53 imanes, que ha sido preciso reparar en estos últimos meses y que ha impedido el funcionamiento del LHC hasta la fecha, ya fue recolocado el pasado 30 de abril. Ahora una vez superada esta fase, las previsiones que maneja el CERN indican que los haces de protones podrían volver a circular por el acelerador a partir de octubre. Un mes más tarde, comenzarán las primeras colisiones. Aguilar, uno de los científicos españoles más citado desde 1981, según el Institute of Scientific Information, Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y director del Departamento de Investigación Básica del CIEMAT desde 1998, ha expuesto los más destacados hitos de la construcción del acelerador LHC.

Además ha aludido a los sistemas de detección y reconstrucción de colisiones y ha lamentado la confusión semántica inducida por el uso inadecuado del término “agujeros negros”, lo que provocó inquietudes innecesarias en sectores de la sociedad.

El acto ha tenido lugar en la Sala de Grados de la Facultad de Ciencias del campus de San Francisco, dentro del Ciclo de Conferencias Cita de Ciencia. Esta conferencia cierra el ciclo de este curso, que organiza la Facultad de Ciencias junto con la Real Academia de Ciencias de Madrid, dentro del XI Programa de Promoción de la Cultura Científica y Tecnológica.

Aguilar está convencido de que el LHC será fundamental para aumentar el conocimiento actual sobre la composición microscópica de la materia y sobre las leyes que gobiernan la evolución del Universo, que es incompleto. El prestigioso científico ha recordado que aunque la descripción teórica de la naturaleza a pequeñas distancias (el denominado Modelo Estándar) es muy satisfactoria, existen observaciones experimentales y problemas conceptuales que confirman las limitaciones de esta arquitectura teórica.

Fuente: Uniersidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Nobel de Física para tres investigadores que abrieron nuevos caminos hacia los agujeros negros

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha otorgado el Premio Nobel de Física 2020 al británico Roger Penrose por descubrir que la formación de un agujero negro es una predicción sólida de la teoría general de la relatividad y al alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez, cuarta mujer en obtener este galardón, por encontrar un objeto supermasivo de este tipo en el centro de nuestra galaxia.

Alt de la imagen
Galardones otorgados por la RSEF y la Fundación BBVA
Giro ‘mágico’ del grafeno y baterías de papel en los Premios de Física 2020

La Medalla de la Real Sociedad Española de Física de este año ha recaído en el investigador Pablo Jarillo del MIT por el descubrimiento de la superconductividad en capas de grafeno giradas, y el Premio de Física, Innovación y Tecnología en la científica Neus Sabaté del CSIC, inventora de unas baterías biodegradables para sistemas de diagnóstico, como los test de coronavirus.