Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Astronomía y Astrofísica

El SUNRISE está listo para su lanzamiento en globo estratosférico

La base de lanzamiento del Centro Espacial Esrange, cerca del círculo polar ártico y a pocos kilómetros de la ciudad sueca de Kiruna, recibirá mañana el experimento SUNRISE consistente en el lanzamiento de un globo estratosférico para el estudio de la estructura y dinámica de los campos magnéticos en la atmósfera solar. SUNRISE alberga un telescopio solar de un metro de diámetro y varios instrumentos de investigación astrofísica que permitirán observar detalles de menos de 35 km sobre la superficie del Sol. Su lanzamiento está previsto entre junio y julio de este año. El globo viajará por el Polo Norte y llevará consigo el instrumento IMaX, diseñado y fabricado en España

Imagen del lanzamiento del vuelo de prueba, el 3 de octubre de 2007, en la Columbia Scientific Balloon Facility (CSBF), en Nuevo México. Foto: Carlye Calvin, © UCAR.

En total, el experimento pesa más de tres toneladas y será transportado por un balón de helio del tamaño de tres aviones Jumbo que lo elevará hasta los 40 kilómetros de altura aproximadamente. Una vez haya alcanzado una cota de vuelo estable, las corrientes de aire del este arrastrarán el globo en una trayectoria circular por el ártico. En su viaje de cinco días, el experimento SUNRISE cruzará Noruega y Groenlandia, pasando muy cerca de Islandia, hasta alcanzar el continente americano, donde un mecanismo de separación hará que el artefacto se desprenda del globo y caiga en paracaídas en un punto indeterminado entre el norte de Canadá y Alaska.

En el proyecto SUNRISE participan varios países: Estados Unidos, que colabora a través de NASA, encargada del programa de vuelo y la fabricación de la barquilla o góndola que contiene la instrumentación, además de dos centros de investigación (HAO/NCAR); Alemania, a través de su Centro Aeroespacial (DLR) y varias instituciones, entre las que destaca el Instituto Max Planck (MPS) que lidera y coordina el proyecto; y, finalmente, España, con el instrumento IMaX (siglas de Imaging Magnetograph eXperiment), el más complejo y avanzado de los tres que forman el experimento.

El proyecto IMaX

Según explica Valentín Martínez, investigador principal del proyecto vinculado al Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el objetivo preferente del instrumento IMaX es “estudiar la evolución y la dinámica de los campos magnéticos solares con unas resoluciones espaciales y temporales jamás alcanzadas desde la Tierra”. Esta calidad de imagen sin precedente se debe a que IMaX, además de ser uno de los más avanzados magnetógrafos diseñados para la investigación astrofísica, “combina la ventaja de poder evitar, gracias a la altura, las alteraciones de la turbulencia atmosférica y de disponer de un espejo equivalente al de uno de los mayores telescopios solares del mundo”, añade José Antonio Bonet, investigador del IAC encargado del tratamiento de imágenes y del calibrado de la calidad óptica del instrumento.

IMaX ha sido construido íntegramente en España y en colaboración con la industria nacional a través de un consorcio de cuatro instituciones con amplia experiencia en proyectos espaciales, como son el IAC, que ha diseñado y gestionado el proyecto, el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), el Grupo de Astronomía y Ciencias del Espacio (GACE) de la Universidad de Valencia y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

Una singular herramienta de investigación

Un globo estratosférico es un balón que se desplaza por la estratosfera, la capa de la atmósfera que se extiende desde los 11 hasta los 50 km de la superficie. Su singularidad como herramienta de investigación científica, se basa en que permite realizar estudios y experiencias en condiciones análogas a las que podrían darse a borde de un satélite, pero con un tiempo de desarrollo, costo y explotación de datos mucho menor que en una misión espacial. Es por eso que la ciencia ha hecho un uso intensivo de este vehículo desde el momento mismo de su creación y hoy en día los vuelos estratosféricos continúan siendo una actividad en pleno desarrollo, con aplicaciones en multitud de campos.

-----------------------

Más información:

http://www.mps.mpg.de/en/projekte/sunrise/
http://www.ucar.edu/news/releases/2007/sunrisevisuals.shtml
http://www.csbf.nasa.gov/
http://www.ssc.se/?id=5997

Fuente: IAC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Así eran las semillas de los cuerpos sólidos del sistema solar

Investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía del CSIC han mostrado por primera vez los rasgos de las partículas que forman el núcleo de un cometa: motas de polvo porosas y de pocos milímetros. Para realizar el estudio se han comparado análogos de polvo cósmico con datos reales captados en el cometa 67P por la sonda Rosetta.

Alt de la imagen
La misión InSight confirma que en Marte se producen terremotos

Las medidas que ha tomado el aterrizador InSight de la NASA en el subsuelo de Marte durante sus primeros diez meses de operación han registrado 174 eventos sísmicos, algunos casi de magnitud 4. El epicentro de los más intensos parece estar en una región con fallas y flujos volcánicos situada a 1.600 km de la nave.