Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Estudio publicado en la revista ‘PLoS ONE’

El acceso abierto a las publicaciones científicas mejora su impacto

Una investigación conjunta de la Escuela de Electrónica e Informática de la Universidad de Southampton (ECS, en sus siglas en inglés) en el Reino Unido, y de la Universidad de Quebec en Montreal (Canadá) asegura que las publicaciones científicas de acceso libre, de carácter obligatorio u opcional, tienen más probabilidades de ser utilizadas y citadas que aquellas que son solo accesibles mediante suscripción de pago. El estudio se publica hoy coincidiendo con el primer día de la celebración de la Semana Internacional del Acceso Abierto.

La producción científica anual de una institución que se deja en acceso abierto por voluntad propia varía entre el 5% y el 25%. Foto: Mollyali.

“Sabemos con certeza que los descubrimientos científicos que se dejan en la red en libre acceso para todo el mundo tienen más probabilidades de ser utilizados y citados que los que son accesibles sólo para suscriptores de pago. Sin embargo, necesitábamos preguntar si es más probable que la investigación se utilice y se cite porque se ha hecho en acceso abierto o si se ha dejado en acceso abierto porque es más probable que sea utilizada y citada”, declara el investigador Stevan Harnad del ECS y coautor del estudio. La investigación se publica en el último número de revista PLoS ONE.

Los resultados del estudio demuestran que la ventaja del acceso abierto en cuanto a las citas es igual cuando el acceso abierto es obligatorio u opcional. Es decir, tiene la misma repercusión cuando la institución del autor o quien lo financia le pide a este que haga todas las publicaciones de investigación de acceso abierto, que cuando es el propio autor quien decide si dejar acceso abierto y qué partes deja.

El equipo comprobó esta hipótesis analizando todos los artículos que se habían dejado en acceso abierto en las cuatro primeras instituciones del mundo en hacerlo obligatorio: la Escuela de Electrónica e Informática de la Universidad de Southampton y el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN, en sus siglas en inglés) en 2003, y la Universidad de Minho y el Instituto de Tecnología de Queensland en 2004.

Los expertos compararon los índices de impacto en estas instituciones -en los mismos años y revistas- con organizaciones en las que el acceso abierto no era obligatorio y que de esta forma por voluntad del autor o que no se dejaron en absoluto en acceso abierto.

“Estos nuevos resultados, son pruebas aún más convincentes de que todos podemos aumentar el impacto de nuestras investigaciones asegurando, mediante el libre acceso, que estén disponibles para todo el mundo”, explica Wendy Hall, defensora del acceso abierto y profesora de ciencias de la computación en la Universidad de Southampton.

El estudio también concluyó que el porcentaje de la producción científica anual de una institución que se deja en acceso abierto por voluntad propia varía entre el 5% y el 25%, mientras que el porcentaje cuando el acceso abierto es obligatorio llega al 60% y alcanzacerca del 100% pocos años después de la adopción de dicha obligatoriedad.

Para consultar el artículo completo: http://dx.plos.org/10.1371/journal.pone.0013636
-----------------------------------
Referencia bibliográfica:
Yassine Gargouri, Chawki Hajjem, Vincent Larivière, Yves Gingras, Les Carr, Tim Brody, Stevan Harnad “Self-Selected or Mandated, Open Access Increases Citation Impact for Higher Quality Research”, PLoS ONE 5(10): e13636, 2010. doi:10.1371/journal.pone.0013636.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
¿Queremos que la ciencia nos salve? Démosle financiación, atención y dirección

Difundimos esta reflexión del escritor Pere Estupinyà, un extracto actualizado del apéndice del libro A vivir la ciencia. Las pasiones que despierta el conocimiento, publicado por Debate en junio de 2020.

Alt de la imagen
El Plan de choque por la Ciencia y la Innovación destinará 1.056 millones de euros de inversión directa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado a conocer hoy los detalles de un plan para mejorar la capacidad de respuesta de la ciencia en un momento crítico. Entre las medidas, destacan el fortalecimiento del sistema investigación biosanitaria y de salud pública, la incorporación de instrumentos para impulsar la innovación de las empresas y una reforma legal para reducir la precariedad e inestabilidad laboral del personal científico.