Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El aceite de orégano, tan eficaz como los insecticidas sintéticos contra el escarabajo común

Una nueva investigación muestra que el aceite de orégano resulta tan efectivo como los insecticidas sintéticos para combatir las plagas de un escarabajo común (Rhizopertha dominica), que se encuentra en los cereales almacenados. Los resultados han sido publicados en el Journal of the Science of Food and Agricultura.

Un ejemplar de la Rhizopertha dominica.

La creciente resistencia a los insecticidas sintéticos, junto con el posible perjuicio para el medio ambiente y las nuevas directivas de los gobiernos relativas al modo en que se homologan los productos químicos, provoca que los científicos busquen alternativas naturales a los insecticidas, que puedan producirse en las grandes cantidades necesarias para el uso agrícola industrial.

El nuevo estudio analiza la eficacia del aceite de orégano, que no sólo es igual de eficiente que los productos sintéticos, sino que además no presenta ninguno de los efectos secundarios sobre el medio ambiente que se asocian a este tipo de insecticidas.

El orégano, una planta de la familia de las Lamiáceas, se conoce desde hace tiempo por sus propiedades como insecticida natural. Aparentemente, su efecto se debe a la inhibición de la deposición de los huevos y el desarrollo de las larvas, si bien esta es la primera vez que se ha considerado como alternativa viable a los insecticidas sintéticos.

Chahrazed Boutekedjiret y su equipo del Politécnico Nacional de Argelia han identificado 18 componentes en el aceite de orégano que combaten las plagas, y han hallado que, a mayor concentración del aceite utilizado, más efectiva es su acción insecticida.

“Es viable que en un futuro próximo, estos insecticidas naturales sustituyan a los insecticidas sintéticos, y contribuyan de modo sustancial a la producción a mayor escala de insecticidas que respeten el medio ambiente”, afirma Boutekedjiret.

No obstante, Alan Baylis, secretario honorario del Grupo de Biorecursos de la Sociedad de Química Industrial, ha declarado que el hecho de que un producto sea natural no quiere decir que sea inocuo para las personas, ya que “algunos de los compuestos más tóxicos que existen, letales para las personas y otros mamíferos, son productos naturales”.

Así, existirán mercados para insecticidas naturales que se hayan sometido a pruebas rigurosas para garantizar su seguridad y su eficacia, aunque debido a que son difíciles de producir a gran escala para uso agrícola, su ámbito de aplicación será relativamente limitado”.

----------------

Referencia bibliográfica:

Ouassila Khalfi, Naima Sahraoui, Fatiha Bentahar, Chahrazed Boutekedjiret. “Chemical composition and insecticidal properties of Origanum glandulosum (Desf.) essential oil from Algeria”. Journal of the Science of Food and Agriculture. On line: MAY 2008.

Fuente: Society of Chemical Industry
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
ANÁLISIS
La transparencia importa: Italia actúa contra el secretismo en el coste de medicamentos
Silvia Mancini

Las corporaciones farmacéuticas no están obligadas a revelar sus costes de I+D, cuánto dinero público reciben para el desarrollo de un medicamento o qué precios cobran en diferentes países. Silvia Mancini, experta en Salud Pública y responsable de Asuntos Humanitarios de Médicos Sin Fronteras en Roma, es testigo del paso pionero que acaba de dar Italia al exigir una mayor claridad a la industria.

Alt de la imagen
Realizar 30 minutos al día de actividad física puede reducir un 16 % el riesgo de muerte

Un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red Enfermedades Cardiovaculares revela el efecto protector del ejercicio moderado o vigoroso, cuyo beneficio máximo se obtiene al multiplicar por cuatro esta práctica. Los científicos han hecho seguimiento de más de 11.000 personas durante siete años.