Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El atractivo sexual podría estar detrás de una molécula

Durante el crecimiento de los pollos de diamante mandarín, los niveles celulares de la molécula glutatión pueden influir en la apariencia del individuo adulto, según un estudio del CSIC. Este compuesto, presente en la mayor parte de las plantas, hongos y animales, protege a las células del estrés oxidativo.

Pareja de diamante mandarín (Taeniopygia guttata) muestra picos de diferente intensidad./ CSIC.

Un equipo de científicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) ha publicado una investigación en la revista The American Naturalist sobre el diamante mandarín (Taeniopygia guttata), un ave pequeña y de corta vida.

Según sus observaciones, aquellos pollos cuya capacidad de sintetizar glutatión es reducida experimentalmente durante un corto periodo de su desarrollo muestran un pico de un color rojo más intenso cuando llegan a adultos.

El glutatión podría ser clave para llegar a entender los mecanismos que regulan el desarrollo y la historia de vida de los animales

“Este rasgo coloreado es muy llamativo y hace más atractivo sexualmente a quién lo porta durante la reproducción. Además, las hembras cuyos niveles de glutatión fueron disminuidos cuando eran pollos eran aves más pesadas cuando llegaron a adultas”, explica el investigador del CSIC Carlos Alonso Álvarez.

“Teniendo en cuenta que el glutatión es sintetizado a partir de aminoácidos que solo se obtienen a través de la dieta, los autores proponen que la menor capacidad de sintetizar el antioxidante durante el desarrollo podría servir como señal de una menor disponibilidad de comida en el medio ambiente”. Esto “favorecería cambios en el organismo que promoverían una reproducción anticipada, probablemente a expensas de la supervivencia a edades más avanzadas, ya que además las mismas aves muestran un mayor daño oxidativo de adultos, y dicho daño ha sido tradicionalmente asociado al envejecimiento”, aclara Alonso Álvarez.

El diamante mandarín es una especie de ave considerada de vida corta, por lo que adelantar la reproducción cuando la esperanza de vida es baja podría ser, según los investigadores, una estrategia adecuada.

Los científicos concluyen que el glutatión, muy estudiado por su papel en el envejecimiento y en ciertas enfermedades como el cáncer, podría ser clave para llegar a entender los mecanismos que regulan el desarrollo y la historia de vida de los animales dependiendo de las condiciones del medio ambiente.

Referencia bibliográfica:

Ana Ángela Romero-Haro y Carlos Alonso-Álvarez. "The level of an intracellular antioxidant during development determines the adult phenotype in a bird species: a potential organizer role for glutathione". The American Naturalist. DOI: 10.1086/679613.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Un buque del IEO viaja a La Palma para estudiar el impacto de la llegada de la lava al mar
EFE

A bordo del barco oceanográfico, cuya llegada a la isla está prevista para este sábado, viajan algunos de los mayores especialistas en geología marina de España. Entre otras labores, los investigadores harán un estudio de la profundidad marina con alta resolución. También llevarán a cabo análisis fisicoquímicos y biológicos del agua, en caso de que la colada de lava llegue finalmente al mar.

La desaparición del hielo en el Ártico amenaza las poblaciones de aves marinas

Una investigación relaciona el declive en las poblaciones de estos pájaros durante las últimas décadas con el retroceso del hielo marino. El trabajo aporta una de las pocas evidencias empíricas sobre cómo el deshielo repercute en la dinámica poblacional de los grandes depredadores del Ártico.