Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Un avance para evitar la aparición de resistencias

El biocida triclosán induce resistencia a los antibióticos

La colaboración de dos grupos de investigación del CSIC, publicada en la revista PLoS Pathogens, ha conseguido describir las bases moleculares y estructurales de la inducción de la resistencia a los antibióticos por triclosán.

El triclosán (la molécula verde, blanca y roja) se une a la proteína SmeT (en azul). Tras ello, se inicia la producción del sistema de bombeo múltiple de drogas SmeDEF (toroide). A través de SmeDEF, tanto el triclosán como antibióticos como la ciprofloxacina (la molécula azul, blanca y roja) son expulsados fuera de la bacteria.

Los biocidas son compuestos antimicrobianos que se utilizan en una gran variedad de productos, que van desde las pastas de dientes o los productos de limpieza hasta los catéteres o incluso el cemento para hacer habitaciones estériles. Desde hace un tiempo, existe un debate para determinar si los biocidas, que no se usan en el tratamiento de las enfermedades infecciosas, pueden seleccionar bacterias resistentes a los antibióticos y por tanto influir de modo indirecto en la eficacia de los tratamientos anti-infecciosos.

Como modelo para estudiar este problema, el grupo del Centro Nacional de Biotecnología, formado por Álvaro Hernández y José L. Martínez y del Centro de Investigaciones Biológicas formado por Federico M. Ruiz y Antonio Romero, han estudiado si la presencia de triclosán puede inducir la resistencia a los antibióticos en la bacteria patógena Stenotrophomonas maltophilia.

Como explica Martínez, esta bacteria es muy resistente a los antibióticos. En parte, “debido a su capacidad de expulsar al exterior celular los compuestos antimicrobianos que utilizamos para luchar contra las infecciones”. A tal fin, utilizan complejos proteicos presentes en la envoltura celular que se denominan sistemas de bombeo múltiple de drogas.

En condiciones normales, las bacterias tienen bajos niveles de expresión de este tipo de proteínas. Sin embargo, son capaces de aumentar su expresión en determinadas condiciones. De este modo, provocan que la bacteria pueda sobrevivir en presencia de antibióticos.

En el estudio que acaba de publicarse en la revista PLoS Pathogens, los investigadores analizaron los niveles expresión de todas las bombas de expulsión de antibióticos que tiene S. maltophilia, tanto en ausencia como en presencia de triclosán. Al mismo tiempo, comprobaron la sensibilidad de la bacteria a diferentes antibióticos. Por último, determinaron las bases moleculares y estructurales del fenómeno estudiado.

Los resultados de sus experimentos en el laboratorio indican el biocida es capaz de provocar un aumento de la producción de una de las bombas que expulsan antibióticos. Esto causa que resista mejor la presencia de antibióticos. Sin embargo, dado que además de inducir la producción de esta bomba, el triclosán inhibe el crecimiento de la bacteria, la resistencia que se adquiere no compromete gravemente el uso de antibióticos.

Resulta interesante que en este trabajo los investigadores del CSIC hayan conseguido describir las bases moleculares y estructurales de la inducción de la resistencia a los antibióticos por el biocida triclosán. En condiciones naturales, una proteína reguladora impide la producción por parte de la bacteria de la bomba de expulsión de antibióticos. Sin embargo, el triclosán se une a dicha proteína permitiendo de este modo que la bomba se produzca a alto nivel. Al haber determinado la estructura molecular exacta de la proteína reguladora unida al triclosán, conocen ahora las bases de este fenómeno y poseen la información necesaria para intentar evitar que se produzca.

Fuente: CNB-CSIC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Los trasplantes se han reducido casi un 19 % en España por la pandemia

A pesar de las múltiples dificultades que ha causado el coronavirus y a un descenso del 22 % en las donaciones, en 2020 se lograron realizar 4.425 trasplantes de órganos, según la Organización Nacional de Trasplantes. Los 197 trasplantes que se efectuaron en niños supusieron un récord.

Una vacuna de ARN mensajero consigue tratar la esclerosis múltiple en ratones

Los tratamientos actuales contra la esclerosis múltiple pueden causar una supresión inmunitaria y efectos secundarios, como un mayor riesgo de infecciones. Un nuevo estudio en ratones muestra cómo una vacuna de ARN mensajero, como las que se utilizan para la covid-19, retrasó la aparición y redujo la gravedad de la enfermedad.