Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Salud pública

El cáncer de riñón, vejiga y colorrectal también están asociados con la polución

Un estudio epidemiológico a gran escala concluye que el cáncer de pulmón no es el único vinculado con la contaminación del aire. Según un equipo de investigación, algunos contaminantes del aire también están asociados con la mortalidad por cáncer de riñón, vejiga y colorrectal.

Varios tipos de cáncer de asocian con la contaminación atmosférica. / Alexander Dimitrov. Unsplash

La contaminación atmosférica está clasificada como cancerígena para las personas por su relación con el cáncer de pulmón, pero hay poca evidencia científica de su posible asociación con otros tipos de cáncer.

Ahora, un nuevo estudio epidemiológico a gran escala realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la Sociedad Americana contra el Cáncer vincula algunos contaminantes del aire con la mortalidad por cáncer de riñón, vejiga y colorrectal.

"Aunque numerosos estudios relacionan la contaminación del aire con el cáncer de pulmón, aún hay poca evidencia científica con otros tipos de cáncer”, dice el estudio

La investigación, publicada en la revista Environmental Health Perspectives, hizo un seguimiento durante 22 años (de 1982 a 2004) a más de 600.000 personas adultas de Estados Unidos que forman parte del Estudio II de Prevención contra el Cáncer. El equipo científico relacionó la mortalidad por 29 tipos de cáncer con la exposición residencial a tres contaminantes ambientales: PM2,5, dióxido de nitrógeno (NO2) y ozono (O3).

De entre toda la población estudiada, se registraron más de 43.000 muertes por cáncer no pulmonar. Las partículas PM2,5 se asociaron con la mortalidad por cáncer de riñón y vejiga, con un aumento del 14% y del 13%, respectivamente, por cada incremento de exposición de 4.4 μg/m3. Por otro lado, la exposición a NO2 se asoció con la mortalidad por cáncer colorrectal, con un aumento del 6% por cada incremento de 6.5 ppb. No se observaron asociaciones significativas con otros cánceres.

“Este estudio sugiere que la contaminación del aire no se asocia con la mayoría de cánceres, pero la asociación con muertes por cáncer de riñón, vejiga y colorectal merece mayor investigación”, concluye Turner.

Referencia bibliográfica:

Turner MC et al. "Ambient Air Pollution and Cancer Mortality in the Cancer Prevention Study II" Environmental Health Perspectives

Fuente: ISGlobal
Derechos: ISGlobal
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La OMS confirma que el coronavirus no viaja libremente por el aire, sino en gotas

El virus que provoca la COVID-19 se transmite a través de las gotitas respiratorias que expulsa una persona infectada al toser o estornudar a menos de un metro, pero no por las partículas suspendidas en el aire, salvo en casos muy específicos durante los tratamientos hospitalarios. Así lo recoge un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud.

Alt de la imagen
Helena Legido, investigadora de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres
“Los partidos políticos tienen la responsabilidad de no utilizar esta crisis para sus intereses”
Sergio Ferrer

Esta científica ha evaluado en la revista médica The Lancet los puntos de la Sanidad española que el coronavirus pondrá a prueba y las lecciones que ya se pueden sacar de la experiencia. Insiste en que una vez pase esta crisis será fundamental estudiar lo que se hizo bien y mal, pero ahora “no se debe permitir que los políticos exploten la situación en su beneficio”.