Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
18 de noviembre, Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos

El consumo de antibióticos se reduce pero aumenta la resistencia bacteriana

Esta mañana se han presentado los resultados del Eurobarómetro 2013 sobre resistencias antimicrobianas. Mientras los resultados confirman una disminución en el uso de antibióticos en los seres humanos desde 2009, se ha detectado un marcado aumento en el continente de bacterias gram negativas resistentes a múltiples fármacos.

Las cinco principales infecciones por las que los europeos toman antibióticos son gripe, resfriado, dolor de garganta, bronquitis e infección de las vías urinarias. / James Everett

Los comisarios de salud e investigación de la Unión Europea (UE), Tonio Borg y Máire Geoghehan-Quinn, han presentado en rueda de prensa hoy los nuevos resultados sobre el Eurobarómetro 2013 sobre resistencias antimicrobianas.

Con motivo del Día Europeo para el Uso Prudente de Antibióticos el próximo 18 de noviembre –que pretende aumentar la conciencia sobre la amenaza para la salud pública de la resistencia a estos fármacos–, se han anunciado las últimas cifras sobre el uso y conocimiento de los antibióticos en los 28 países de la UE.

Los datos revelan la creciente conciencia pública de que los antibióticos no matan los virus y registran una disminución en el uso de antibióticos en los seres humanos desde 2009.

Los datos revelan la creciente conciencia pública de que los antibióticos no matan los virus

Sin embargo, esta noticia se ve ensombrecida por los datos publicados en paralelo por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), que muestran un marcado aumento en Europa de bacterias gram negativas resistentes a múltiples fármacos como los carbapenems –antibióticos de última generación utilizados para el tratamiento de infecciones nosocomiales–.

"Estoy profundamente preocupado por el hecho de que los antibióticos, que nos han permitido tratar infecciones bacterianas previamente letales y salvar muchas vidas, son cada vez menos y menos eficaces”, ha explicado Borg.

Por ello, la Comisión Europea está intensificando la lucha contra la resistencia antimicrobiana a través de la financiación de 15 nuevos proyectos de investigación y la armonización de las normas sobre la recopilación de datos sobre dichas resistencias relacionados con animales y alimentos.

"La investigación y la innovación son esenciales si vamos a cambiar el rumbo de la resistencia a los antimicrobianos. Estos nuevos proyectos podrán desarrollar nuevos medicamentos y tratamientos", ha añadido Geoghegan-Quinn.

El consumo de antibióticos en España

El estudio publicado presenta los datos desglosados de cada país de la UE. En el caso de España, muy parecido al global de todos los estados miembros, el 38% de los encuestados afirmó haber tomado antibióticos en los últimos 12 meses (35% europeos).

El 38% de los encuestados españoles afirmó haber tomado antibióticos en los últimos 12 meses

De ellos, el 84% obtuvo los medicamentos por prescripción médica (87% europeos), el 8% administrado por un médico (8% europeos), el 4% de una prescripción anterior (2% europeos) y el 4% sin receta en la farmacia (3% europeos).

Más diferentes el ranking de las infecciones que ocasionaron este consumo. En el territorio español las cinco principales fueron gripe (20%), resfriado (17%), dolor de garganta (13%), bronquitis (8%) e infección de las vías urinarias (8%); mientras que en el grueso de los países europeos fueron bronquitis (18%), gripe (18%), resfriado (13%), dolor de garganta (11%) e infección de las vías urinarias (9%).

El problema de las resistencias

Un antimicrobiano es una sustancia que mata o inhibe el crecimiento de microbios, como bacterias, hongos, parásitos o virus. Entre ellos se incluyen los antibióticos, que han disminuido sustancialmente la amenaza de enfermedades infecciosas y son utilizados en procedimientos como el trasplante y la quimioterapia.

Sin embargo, en los últimos años las bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos. Esta resistencia se ha manifestado en infecciones nosocomiales y de las vías respiratorias, meningitis, enfermedades diarreicas e infecciones de transmisión sexual.

Las bacterias resistentes pueden ser transferidas de los animales a los seres humanos a través de la cadena alimentaria o por contacto directo.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El público que confía en la televisión y Facebook está peor informado sobre la pandemia

Un estudio estadounidense concluye que existe una relación entre la fuente escogida de noticias y el conocimiento del coronavirus: los que se informaban en las webs del Gobierno respondían mejor, pero los que elegían a Facebook obtenían una peor puntuación. Los resultados reflejan la importancia del origen de las noticias para diseñar intervenciones de salud pública.

María Climént, periodista científica e investigadora sobre comunicación de riesgos
“Sopesar daños y beneficios de vacunarse es complejo: aunque estés sano, debes pensar en el impacto colectivo”

María Climént es especialista en comunicar las evidencias e incertidumbres de manera comprensible. Ante la crisis de Oxford/Astrazeneca, ella y su equipo del Instituto Winton de la Universidad de Cambridge estudian cómo ayudar a sanitarios, instituciones y periodistas en este difícil reto.