Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El entrenamiento computarizado mejora la atención selectiva de los jugadores de fútbol

Un estudio realizado en España demuestra cómo el entrenamiento a través de un software específico puede mejorar la capacidad de atención de los deportistas, en concreto de los jugadores de fútbol. Este trabajo revela que los futbolistas con mejor atención selectiva muestran mayor rendimiento en el campo.

Para este trabajo, los autores han estudiado a futbolistas de entre 14 y 18 años. / Pixabay

Investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga (UMA) han descrito cómo el entrenamiento computarizado –a través de un software específico– puede mejorar la capacidad de atención de los deportistas, en concreto de los jugadores de fútbol.

A partir de un estudio desarrollado durante 9 semanas, con un total de 27 sesiones de entrenamiento, el equipo de la UMA ha constatado la eficacia de este tipo de preparación computarizada en el desarrollo de la atención selectiva de los futbolistas.

Los autores quieren evaluar qué tipo de entrenamiento es más adecuado en función del deporte y la posición ocupada por el jugador en el terreno de juego

“Sobre todo en deportes abiertos como el fútbol con grandes dosis de variabilidad, se aprenden patrones de juego que activan de forma casi automática ante un estímulo. Sin embargo, en muchos momentos del partido suceden eventos inesperados a estos patrones aprendidos que requieren decidir de una forma creativa”, explica Antonio Hernández Mendo, autor principal y el catedrático de Psicología Social.

Este trabajo, publicado en la revista Frontiers in Psychology, revela que es precisamente ante esos imprevistos cuando las habilidades perceptivo-atencionales son esenciales para un procesamiento rápido y eficaz de la información. 

“El desarrollo de la atención selectiva permite centrarse en estímulos específicos inesperados y desechar otros en cada momento del partido”, aclara Hernández Mendo.

Los resultados de este estudio, que forma parte de una línea de investigación más amplia que comenzó hace unos 3 años, prueban que los futbolistas que tienen mejor funcionamiento cognitivo muestran mayor rendimiento en el campo.

Los expertos, que han diseñado una herramienta informática para el entrenamiento de la atención, tienen entre sus próximos pasos evaluar qué tipo de entrenamiento específico es más adecuado en función del deporte y la posición ocupada por el jugador en el terreno de juego.

 

Referencia bibliográfica:

Rafael Enrique Reigal, Fernando González-Guirval, Juan Pablo Morillo Baro, Verónica Morales-Sánchez, Rocio Juárez-Ruiz de Mier, Antonio Hernández-Mendo (2019) Effects of a computerized training on attentional capacity of young soccer players. Front. Psychol. doi: https://doi.org/10.3389/fpsyg.2019.02279

Fuente:
Universidad de Málaga
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La ventaja de jugar en casa existe aunque las gradas estén vacías

El llamado ‘factor campo’, atribuido a la fuerza que transmiten los aficionados al equipo local, permanece en los estadios de fútbol a pesar de que no acojan espectadores debido a la pandemia. Así lo refleja un estudio estadístico con datos de ligas profesionales europeas.

Demuestran la relación entre la ausencia de placer por la música y la anhedonia social

Las personas que experimentan anhedonia social tienen dificultades para sentir el placer y la recompensa interpersonal derivados de las relaciones sociales. Un grupo de investigación liderado por la Universidad Complutense de Madrid ha demostrado por primera vez la relación entre esta situación y la ausencia de placer por la música, convirtiéndose esta en potencial herramienta para detectar este tipo de anhedonia.