Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El etiquetado erróneo de las zamburiñas es generalizado

El término zamburiña se utiliza de forma incorrecta para referirse a otras especies como las volandeiras, lo que puede causar confusión entre los consumidores, según un estudio de la Universidad de Oviedo.

Fotos del exterior e interior de la valva derecha de A) morfotipo de color típico de Mimachlamys varia; B) morfotipo de color típico de Argopecten purpuratus; C) morfotipo común de Aequipecten opercularis / Universidad de Oviedo

Una investigación de la Universidad de Oviedo ha demostrado que existe un fraude generalizado en la comercialización de las zamburiñas en Asturias. Los resultados, que han visto la luz en la revista Food Control, han revelado que un 49 % de los productos analizados estaban mal etiquetados (73 de las 148 muestras analizadas), en su mayor parte debido a que sustituían las zamburiñas por otra especie diferente, principalmente volandeiras.

Asimismo, el análisis de los platos de 20 restaurantes, que aparecían en los menús como zamburiñas, ha concluido que en el 100 % de los casos la especie que se ofertaba era la vieira del Pacífico (Argopecten purpuratus), una especie producida por acuicultura, congelada y nativa de las costas de Perú y Chile.

Un 49 % de los productos analizados en Asturias estaban mal etiquetados y, en 20 restaurantes, el 100 % de los caso ofertaba vieira del Pacífico

Este estudio supone la primera evaluación de los niveles de fraude en estas especies con muestras de doce supermercados y pequeños comercios que ofrecen pectínidos presentados como productos frescos, congelados y enlatados, así como en dieciocho restaurantes que ofrecen "zamburiñas" en Asturias y dos restaurantes de otras provincias.

Se realizaron identificaciones taxonómicas y genéticas de las muestras obtenidas, utilizando fragmentos parciales de ARNr del gen 16S mitocondrial.

La legislación española, en consonancia con la regla de "un nombre, un pez", define el nombre zamburiñas para designar una especie específica: Mimachlamys varia.

Aunque las sustituciones encontradas pueden no ser notables desde el punto de vista nutricional, las implicaciones económicas, y hasta sanitarias, pueden ser significativas por la diferencia en precios entre las especies estudiadas y el tipo y el origen de los productos usados para hacer las sustituciones.

El fraude alimentario puede implicar daños económicos, violaciones del derecho del consumidor y, sobre todo, efectos negativos sobre la correcta gestión y planificación de explotación de recursos marinos.

Referencia:

Parrondo, M; López, S.; Aparicio-Valencia, A.; Fueyo, A.; Quintanilla-García, P.; Arias, A. & Borrell, Y.J. (2020).  "Almost never you get what you pay for: Widespread mislabeling of commercial "zamburiñas" in northern Spain". Food Control. 

Fuente:
UNIOVI
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La saliva de cada persona influye en la percepción del sabor frutal del vino

Las diferencias individuales en la composición y el flujo de la saliva intervienen en la percepción de aromas a piña, plátano, fresa o ciruela pasa en el vino, según un análisis realizado en diversas catas. Esta información puede contribuir a la elaboración de caldos más personalizados.

Alt de la imagen
Pan y galletas con microalgas marinas

Científicos de la Universidad de Almería, la de Lleida y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias han sustituido parte de la harina que llevan los panes y galletas saladas por una biomasa de algas marinas, demostrado su potencial nutritivo y antioxidante. Durante una cata, a los expertos les agradó su olor, sabor y textura.