Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El pino radiata, una alternativa para el desarrollo sostenible

El pino radiata es una especie de pino de origen californiano que, por su rápido crecimiento, es aprovechable para la producción de madera o pasta de papel. Una tesis doctoral de la Universidad de León aborda el estudio de las explotaciones existentes y ha estudiado las condiciones para crear nuevas plantaciones en la comarca leonesa, con el fin de ofrecer una alternativa al desarrollo rural sostenible.

El pino radiata es una especie de pino de origen californiano. Foto: DiCYT.

Introducido en el arco cantábrico, el pino radiata se encuentra desde Asturias al País Vasco, especialmente en la vertiente norte de la cordillera. También existen plantaciones en las comarcas de El Bierzo (León) y Merindades (Burgos). El trabajo de investigación de Eva Sevillano, dirigido por el profesor Alfonso Fernández Manso, del Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias, abordó los usos forestales de este tipo de pino, crecientemente empleado por la industria maderera de forma global, en lugares remotos del planeta entre sí como son Nueva Zelanda, EE UU, Chile y España, pero con unas condiciones climatológicas similares.

Los científicos abordaron la productividad de las actuales plantaciones de El Bierzo, que datan de los años 70 del siglo pasado, establecieron las bases para analizar la viabilidad de futuras explotaciones en la comarca y estudiaron otros aspectos relacionados con este tipo de selvicultura.

A partir del muestreo permanente que la Universidad de León realiza en los montes de El Bierzo, los investigadores estudiaron las principales características de los pinos radiata plantados en la zona. El estudio abordó diferentes datos dendrométricos, como la forma, la dimensión, el crecimiento y la edad de los árboles encontrados. La comarca presenta, en líneas generales, una alta productividad de estas masas forestales, entre 20 y 40 metros cúbicos por hectárea y año.

Con estos datos, los investigadores pudieron establecer unos parámetros básicos para futuras plantaciones. Los autores creen que la productividad alcanzada se debe a que los pinos radiata ocupan terrenos agrícolas. Posiblemente este cambio de uso de la tierra esté derivado del éxodo y la retrocesión de las tareas agrícolas en toda la zona.

A partir de dos variables, los investigadores creen que se puede determinar el habitat óptimo y el marginal de pino radiata en El Bierzo. Estas variables son la precipitación otoñal y la profundidad del horizonte superficial. Estos dos parámetros ayudan a conocer tanto el crecimiento de las masas en áreas en las que la especie está ya establecida como valoración de nuevos emplazamiento. A su vez, sugiere dos usos a tener en cuenta cuando se proceda, hipotéticamente, a una nueva plantación: la selección de la estación del año en la que se produzca y el tipo de fertilización que se emplee.

Otros aspectos

La investigación ha contemplado, además de aspectos técnicos en lo relativo al estudio de las masas de pino radiata existentes y la gestión de estos recursos forestales, otras cuestiones. Los autores creen que hay que tener en cuenta metas medioambientales o sociales a la hora de analizar este tipo de plantaciones. Asimismo, a partir de sistemas de geolocalización, se ha realizado un seguimiento de las diferentes plantaciones y se han evaluado parámetros como la biomasa o el volumen.

Este tipo de trabajo puede permitir mejorar cuestiones más precisas de la gestión de estos recursos como cuándo se deben cortar los árboles y la distancia adecuada entre cada planta para una mejor gestión de la plantación. El modelo puede resultar extrapolable para otro tipo de árboles.

Para complementar esta investigación, además del trabajo de campo, la investigadora Eva Sevillano realizó, dos estancias en el extranjero. Una fue en Institut für Landschaftsökogie de la Universidad de Muñiste (Alemania). La segunda fue en el centro de investigación Scion, en Rotorua (Nueva Zelanda). En este país, donde existen importantes extensiones de esta especie de pino, estudió la densidad de plantación, y la altura y el diámetro de las plantas.

Al comparar los resultados de uno y otro lugar, la experta cree que la planificación, la aptitud del terreno y unas prácticas silvícolas que faciliten la rectitud de la planta, optimicen la calidad de la madera y permitan un aprovechamiento de las ramas son factores importantes para que la introducción de esta especie tenga éxito. Fuera del aspecto productivo en el campo, la especialista cree importante la existencia de una industria de transformación y un mercado que den salida a la madera producida.

Fuente: DICYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
La baja sincronía de un pequeño número de especies vegetales favorece la estabilidad en los ecosistemas del mundo

Científicos de más de 20 centros de investigación han analizado a escala global los distintos factores que intervienen en la estabilidad de las comunidades vegetales. En ecología, el concepto de estabilidad se refiere a la respuesta frente a los cambios, que hace posible la coexistencia de las especies a lo largo del tiempo.

Alt de la imagen
Crear paisajes menos inflamables reduciría hasta un 50% el área quemada en los próximos 30 años

Un estudio colaborativo entre España y Portugal ha comprobado con modelos matemáticos que, si se cambia el tipo de paisaje, modificando la vegetación y promoviendo actividades agrícolas de alto valor natural, se reducen drásticamente las zonas quemadas.