Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Informe anual de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO)

El sector biotecnológico crece a pesar de la crisis

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha destacado hoy durante la presentación del informe anual de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) 2009 el crecimiento exponencial de la I+D biotecnológica española. Según los últimos datos recogidos en el Informe, el sector biotecnológico alcanzó los 31.101 millones de euros de ingresos en 2008, el 18,9% más respecto al año anterior.

El Gobierno ha destinaod 58 millones de euros a proyectos de I+D+i en el ámbito biotecnológico desde 2005 hasta 2008. Foto: SINC.

Garmendia ha querido subrayar en su intervención el esfuerzo inversor realizado por el Gobierno en los últimos años en el sector de la biotecnología, tal y como reflejan los 958 millones de euros que se han destinado a proyectos de I+D+i en el ámbito biotecnológico desde 2005 hasta 2008.

“España es el segundo país a nivel mundial que, tras EEUU, dedica la mayor proporción de sus presupuestos públicos, en relación con el Producto Interior Bruto (PIB), a la financiación de las ciencias biomédicas”, apuntó la ministra.

El número de empresas que realizan actividades relacionadas con la biotecnología en España ascendió a 942 en 2008, con una tasa de crecimiento del 23,3%. De ellas, 305 empresas han desarrollado la biotecnología como actividad principal y/o exclusiva.

“El sector biotecnológico español está llamado a ser una de las piedras claves que sostengan el crecimiento y la productividad de la economía española del futuro cercano”, declaró Garmendia.

La titular de Ciencia e Innovación ha recalcado también “los avances y el potencial” del sistema científico español que ha conseguido pasar del puesto 30 al noveno puesto en el ranking mundial en poco más de dos décadas.

Encuesta sobre Innovación Tecnológica

Según los datos de la Encuesta sobre Innovación Tecnológica del Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos en el Informe ASEBIO 2009, el sector biotecnológico alcanzó los 31.101 millones de euros de ingresos en 2008, un 18,9% más respecto al año anterior. Además, generó 108.374 nuevos empleos, (un 4,3% más).

Por otro lado, el gasto interno privado en I+D en biotecnología ascendió a 460 millones de euros en 2008, (22,5% más). Esta cifra es el doble de la dedicada a I+D en 2005, cuando llegaba a los 201 millones de euros.

Gasto empresarial en biotecnología

El INE ha publicado además los datos provisionales sobre Uso de Biotecnología en 2008. En este sentido, el gasto empresarial en actividades relacionadas con la Biotecnología aumentó un 31,8% en 2008 respecto al año anterior. Asimismo, el gasto interno en actividades de I+D en Biotecnología registró un incremento interanual del 14,8%.

Por sectores de ejecución, la Administración Pública presentó el mayor porcentaje sobre el gasto interno total en actividades de I+D en Biotecnología (un 41,1%), seguido de los sectores de Empresas (35,7%) y Enseñanza superior (23,1%).

Estrategia Estatal de Innovación y Ley de la Ciencia

Asimismo, la ministra ha hecho referencia además a las dos principales iniciativas para conseguir un nuevo modelo de crecimiento económico: la Estrategia Estatal de Innovación (e2i) y la nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

“La e2i trata de capitalizar, económica y socialmente, nuestras fortalezas científicas, al mismo tiempo que promover la innovación en su sentido más amplio en todos los sectores económicos, de manera que España se sitúe en 2015 como una potencia mundial en términos de innovación”, aseguró Garmendia.

Por su parte, según palabras de la ministra, “la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación apuesta por el capital humano y la cooperación público-privada, estableciendo una carrera científica que fomenta la movilidad entre sector público y privado, incentivando la creación de empresas y la transferencia de conocimiento al tejido productivo”.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados