Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Patología
Se estudia qué repercusión puede tener en la propia evolución de la mano

El uso del móvil se asocia con la aparición de nuevas patologías en el pulgar

El dolor que sienten ciertas personas, sobre todo los más jóvenes, en la base del pulgar puede estar relacionado con el uso continuado del móvil. Así lo revela una investigadora de la Universidad de Málaga. La experta ha identificado, además, un cambio generacional en la utilización de este dedo debido a la influencia de las nuevas tecnologías. Los niños ya no utilizan tanto la pinza de la mano y escriben menos en los colegios por el uso de las pantallas táctiles.

El uso continuado del móvil, sobre todo entre los jóvenes, viene de la mano de nuevas patologías en el pulgar. / Pixabay

Un estudio desarrollado en la Universidad de Málaga (UMA), junto a un centro italiano y otro estadounidense, sobre el dolor en la base del pulgar ha demostrado cómo el uso continuado del móvil, sobre todo entre los jóvenes, viene de la mano de nuevas patologías en este dedo. La investigación ha identificado un cambio generacional en la utilización del pulgar debido a la influencia de las nuevas tecnologías.

“Hemos detectado una relación directa entre la ocupación de la persona y el origen del dolor en el pulgar”, explica la profesora del departamento de Fisioterapia de la UMA Raquel Cantero, quien añade que, por tanto, las actividades que cada uno realiza de forma diaria están generando cambios en la posición física de este dedo, que podrían influir en su propia evolución futura.

“Las enfermedades están cambiando. En las consultas cada vez más nos encontramos con pulgares atrofiados, incluso ya se habla de la tendinitis del i-Phone”, afirma la investigadora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UMA.

“En las consultas cada vez más nos encontramos con pulgares atrofiados, incluso ya se habla de la tendinitis del i-Phone”, afirma

En este sentido, la experta señala que ya, desde pequeños, no se utiliza tanto la pinza de la mano, al igual que, en los propios colegios, con las pantallas táctiles, se escribe menos y, por tanto, se usa también en menor medida el pulgar.

Cambios en la evolución de la mano

Estos cambios en el uso del pulgar, ha llevado a la profesora de la UMA a pronosticar alteraciones en la propia evolución de la mano. Las primeras hipótesis de esta nueva línea de investigación se han publicado en la revista científica Reumatismo.

“Si al igual que ocurrió en el cerebro del primate cuando al bajar de los árboles su estructura cerebral fue cambiando conforme la mano empezaba a utilizarse para realizar otras funciones diferentes, nos preguntamos si el paso del tiempo no dejará esa huella en la actualidad con el cambio de uso del pulgar, el dedo clave en la presión y funcionalidad de la mano en los seres humanos”, plantea Cantero.

La profesora de la Universidad de Málaga participará el próximo 17 de junio en el Congreso Internacional de Terapeutas de Manos, que se celebrará en Berlín (Alemania) hasta el 21 de este mes. En este encuentro Cantero planteará estos temas relacionados con el pulgar y analizará cómo mejorar su dolor a través de técnicas mínimamente invasivas y programas específicos de ejercicios.

La investigadora de la UMA Raquel Cantero, experta en el estudio de la mano. / UMA

Referencia bibliográfica:

"The hominid thumb and its influence on the employment during evolution". Reumatismo, 2019; 71 (1): 51-52.

Fuente: Universidad de Málaga
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Confirmada la cura de un segundo paciente con VIH

Un equipo de investigadores, con participación de IrsiCaixa, han descrito la cura del VIH en el llamado 'paciente de Londres' tras comprobar que el virus no continúa en su cuerpo después de 29 meses sin tratamiento. Al mismo tiempo, han anunciado un tercer caso de remisión, el 'paciente de Dusseldorf'.

Alt de la imagen
Las bacterias se pueden ayudar entre ellas para tolerar mejor los antibióticos

Investigadores de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona han mostrado en un estudio que la respuesta de las bacterias a los antibióticos puede depender de otras especies de bacterias con las que conviven.