MATEMÁTICAS, FÍSICA Y QUÍMICA: Astronomía y Astrofísica

El viento del Sol puede inducir la formación de agua en la Luna

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Científicos de EE UU han comprobado que el agua detectada en algunas rocas lunares contiene isótopos de hidrógeno muy parecidos a los de viento solar, por lo que podrían tener ese origen. El hallazgo, que esta semana se publica en Nature Geoscience, abre una nueva vía para comprender las fuentes de agua del sistema solar.

SINC | 14 octubre 2012 19:00

<p>Parte del agua de la Luna puede tener un origen solar. Imagen: NASA.</p>

Parte del agua de la Luna puede tener un origen solar. Imagen: NASA.

Las rocas que se recogieron en la Luna durante las misiones Apolo de los años 60 y 70 no dejan de deparar sorpresas. Los científicos ya habían observado la presencia de agua en algunas de las muestras, y ahora, según un estudio que publica Nature Geoscience, también se sugiere que el viento solar podría estar detrás de la formación de esa molécula.

Un equipo de tres universidades estadounidenses, liderados desde la de Tennessee, ha confirmado que en los granos vítreos de las muestras hay “cantidades significativas” de hidroxilo (OH), procedente de micrometeroritos –meteoritos de tamaño inferior a 1mm– que han ido impactando con nuestro satélite.

Pero los investigadores han ido más allá y han comprobado que la composición isotópica del hidrógeno de ese material sugiere que parte del hidroxilo procede de las partículas que trae el viento solar, ya que su composición geoquímica es similar.

El estudio apunta, por tanto, que el viento solar proporciona iones de hidrógeno a la superficie de la Luna, y que podrían quedar atrapados en zonas como los polos. Después se convertirían y almacenarían como hidroxilo y agua en los granos del regolito (capa supeficial) de nuestro satélite, donde las sondas también han detectado la presencia de estas moléculas.

El trabajo propone que un mecanismo similar podría aportar hidroxilo a las superficies de otros cuerpos rocosos donde el viento solar interactúa directamente con su superficie, como Mercurio o el asteroide Vesta.

El experto francés Marc Chaussidon, de la Universidad de Lorraine, apunta también en Nature Geoscience que estos hallazgos "abren la puerta a una nueva fuente de agua para los cuerpos interiores del sistema solar".

Referencia bibliográfica:

Yang Liu, Yunbin Guan, Youxue Zhang, George R. Rossman, John M. Eiler, Lawrence A. Taylor. “Direct measurement of hydroxyl in the lunar regolith and the origin of lunar surface water”. Nature Geoscience, 14 de octubre de 2012. Doi: 10.1038/NGEO1601.

Zona geográfica: Norteamérica
Fuente: SINC

Comentarios

  • Luz Contreras G |15. octubre 2012 14:34:32

    Me alegra enormemente haber dado con este espacio con noticias de cienica, Aunque sólo soy una entusiasta adicta a estas disciplinas, me siento recompensada sabiendo y entendiendo este mundo de la ciencia, tan fascinante, tan motivador y aleccionador. Así también esperanzador cuando se une a la ciencia médica.
    Me agradaría seguir recibiendo de estos correos´; así como también los de medicina en todas sus areas; educación, cocina saludable.
    Sin más, les saludo atte.

    Responder a este comentario

  • Jose Antonio |22. octubre 2012 12:53:52


    Bueno..., pues hemos pasado de negar la existencia de vida en La Luna y después en el Planeta Marte, y después en el sistema solar por los científicos tan incrédulos del siglo XX porque no existía agua en abundancia en ella... sin embargo todo está impregnado de vida, aunque creamos que los planetas están muertos y ahora sabemos que bajo la superficie lunar rocosa hay agua, aunque quizás no en grandes cantidades, pero agua. Ahora solo falta poder obtenerla, y manipularla adecuadamente, para su consumo. Y esto solo es el principio hasta que se construya una estación permanente allí y esta sirva de trampolín para viajar hacia otros cuerpos celestes del sistema solar, en principio.Siempre antes de que un desastre nuclear, meteoritos, o lo que sea acabe con la vida en la Tierra. ¡ Hay que ver lo sobradamente efímeros y enanos que somos !, Que puñetera vida es esta, que se nos escapa de las manos y nos deja con la miel en los labios, con el deseo de poder morir en paz convertidos en dioses o semidioses y siendo dueños de una minúscula parcela del futuro interestelar. Sería tan bonito ser eternos y repartidos como gotas de agua en un océano inmenso e infinito aun por conquistar ...de momento lo imaginamos.... chao.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER