Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Encuentran 44 tumbas aisladas en las excavaciones de Pintia

La campaña de excavaciones del verano 2009 en la necrópolis vacceo-romana de Las Ruedas en Pintia, en Padilla de Duero (Peñafiel), ha permitido el hallazgo de 44 tumbas aisladas: once de las cuales corresponden a varones, nueve a mujeres, y el resto está a la espera de otros estudios. Dentro de las tumbas se han encontrado 545 objetos y 134 grupos de restos óseos de fauna.

Algunos de los restos encontrados en las tumbas de Pintia. Foto: UVA.

Uno de los hallazgos más sorprendentes ha sido la exhumación de casi un centenar de piedras calizas (grandes piedras de señalización externa de la tumba, traídas desde el próximo cerro de Pajares, a unos dos kilómetros al sur de este cementerio). Dispuestas horizontalmente, estas piedras sellaban y protegían casi por completo los depósitos funerarios. Al levantarlas con un camión pluma (ya que algunas pesas más de una tonelada), los accedieron a los hoyos funerarios y a la exhumación de las tumbas de incineración.

De las 44 tumbas halladas, dos tercios de ellas corresponden a conjuntos de conservación buena o muy buena. Esta proporción duplica lo que se ha extraído en otras zonas donde el arado empleado incide de forma desfavorable, y reduce en un tercio el conjunto de tumbas no alteradas por los medios de cultivo.

Entre los objetos extraídos, 137 son instrumentos metálicos, constituidos por armamento (puñales, broches, puntas de lanza y sus regatones, caetra o escudos), elementos de banquete (parrillas, cuchillos y pinzas para el fuego), de aseo personal (pinzas de depilar, navajas de afeitar o tijeras) y adornos (fíbulas, broches y colgantes), así como una pieza de hierro, consistente en un báculo de autoridad, en forma de bastón vidente, similar a otros bien conocidos en Numancia, por ejemplo.

También se han descubierto 27 urnas cinerarias, que contenían los huesos cremados del difunto; 321 vasijas cerámicas: 82 hechas a mano y 230 torneadas, y 45 producciones singulares de cerámica que incluyen nueve cajitas zoomorfas, 22 canicas, 1 placa, 11 fusayolas, 1 abalorio y 1 lucerna.

El equipo de Francisco Pastor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid realiza el estudio de las cremaciones y de los 134 grupos de restos óseos de fauna, utilizados como alimentos para “el más allá”. El repertorio incluye también hasta seis huevos de gallina, pato y oca, así como otros objetos óseos y cuentas de collar de pasta vítrea.

Las excavaciones, desarrolladas por el Centro de Estudios Vacceos Federico-Wattenberg de la Universidad de Valladolid (UVA) durante los meses de junio, julio y agosto de 2009, se han realizado en una superficie de 192 m2 y se han centrado en un sector donde se enterró parte de la elite social de Pintia, entre la mitad del siglo II y los inicios del siglo I a.C.

El Centro de Estudios de la Vacceo considera “de suma importancia” que se mantengan las estelas que recrean el paisaje funerario de Las Ruedas, “un patrimonio cultural excepcional, que están siendo arrastradas y eliminadas de los campos de cultivo, lo que ha sido denunciado en numerosas ocasiones a las administraciones competentes”, afirman los expertos.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados