Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Encuentro de Marte y Venus en una noche de verano

Este 12 de julio al anochecer, mirando hacia el horizonte oeste, se podrá observar la conjunción del planeta rojo y Venus, acompañados de una luna creciente a poca distancia. Es recomendable utilizar prismáticos para disfrutar de este espectáculo, que se repetirá al día siguiente.

Anochecer de la semana del 9 al 15 de julio de 2021 visto desde el centro de la península, 45 minutos después de la puesta de sol. / @RObsMadrid

En las últimas semanas se han ido acercando Marte y Venus en el cielo del atardecer, pero la aproximación es máxima este 12 de julio. Para observar esta conjunción planetaria hay que mirar hacia el oeste tras la puesta de sol.

El espectáculo se desarrollará cerca de la brillante estrella Régulo de la constelación de Leo, y como referencia también se puede tomar la luna creciente, que no estará muy lejos.

La conjunción se va a poder ver tanto el día 12 como el 13 de julio, ya que en los dos días ambos planetas estarán separados tan solo medio grado en el cielo, según informa el Observatorio Astronómico Nacional.

No hay que olvidar que una conjunción es una cuestión de proyección: ver un planeta cerca de otro es una proximidad solo aparente, ya que cada uno sigue circulando por su órbita y distancia habitual al Sol

La observación de Venus será mucho más sencilla, ya que brilla mucho más que Marte, por lo que los expertos recomiendan utilizar prismáticos para distinguir bien a los dos protagonistas de este evento astronómico. En este caso, además, son dos de los mundos donde los científicos buscan indicios de vida, con rovers recorriendo el planeta rojo y misiones preparadas para investigar las nubes venusianas.

El interés astronómico de las conjunciones es que astros como estos dos planetas se pueden ver muy cercanos en el cielo, lo que resulta muy estético y ayuda a identificarlos. Pero no hay que olvidar que solo es una cuestión de proyección: ver un planeta cerca de otro es una proximidad solo aparente, ya que cada uno sigue circulando por su órbita y distancia habitual alrededor del Sol.

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados