Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Garmendia analiza el estado actual de la investigación científica sobre cambio climático en España

La Ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha analizado hoy las contribuciones del MICINN a las políticas de investigación del Cambio Climático en su comparecencia en la Comisión Mixta para el Cambio Climático. Según la ministra, las políticas de ciencia e innovación son “esenciales para elaborar propuestas en relación al cambio climático en España”.

“España debe dotarse de capacidades en el desafío del cambio climático si quiere ser un actor relevante en la esfera internacional”, ha explicado hoy Garmendia en su comparecencia en el Congreso de los Diputados. La ministra de Ciencia e Innovación ha alentado a que la sociedad española reclame soluciones y se cuestione el trabajo de universidades, centros de investigación y empresas españolas en la contribución a la lucha contra el cambio climático.

En este contexto, la Acción Estratégica sobre Cambio Climático y Energía Limpia del VI Plan Nacional de I+D+i es uno de los ejemplos de la aportación a la lucha contra el cambio climático y sus efectos, así como los objetivos en materia I+D+i de la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia, creada por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino.

Garmendia también ha anunciado que, en las últimas décadas, se ha avanzado “de forma muy importante en la conexión entre la política científica y tecnológica, y otras políticas sectoriales, como es el caso del cambio climático”. Así, el total del gasto en I+D+i en energía y cambio climático ascendió a un 16,2% en 2006 respecto al 12,13% de 2005.

Según Garmendia, el progreso de la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia también se refleja en la cantidad de artículos científicos españoles que se han publicado sobre este tema. En el caso de las ciencias medioambientales, se ha pasado de un 1,63% a un 3,12% de 2005 a 2007 y de un 1,81% a un 2,34% en el mismo periodo en energía.

Actuaciones del MICINN sobre cambio climático

La ministra ha apuntado que el MICINN apoya la investigación en el cambio climático desde casi todas las áreas del Plan Nacional. En concreto, el programa CONSOLIDER dedica 9 de los 57 proyectos en marcha (un 16%) a la investigación sobre cambio climático, que en total, representa el 13,8% del presupuesto ya que para estos proyectos se han movilizado 38,63 de los 279 millones de euros.

Garmendia no ha entrado en los detalles de la aportación científica de las universidades ni en el desarrollo de grupos de investigación o institutos universitarios sobre cambio climático para no proporcionar únicamente una selección de estos grupos.

En cuanto al programa CENIT, que financia consorcios semi-públicos liderados por empresas privadas para un “avance tecnológico de carácter estratégico”, Garmendia ha destacado que 14 de los 61 proyectos “vivos” están relacionados con el cambio climático con una subvención del MICINN de 107,3 millones de euros, es decir el 14,26% de su presupuesto.

Los Organismos Públicos de Investigación (OPI) también investigan el cambio climático. Así, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) destaca, según Garmedia, “por su liderazgo en investigación aplicada en materia de energías renovables”. Además, el 40% de los centros de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tienen actividad relacionada con la investigación del cambio climático, implicando a más de 500 investigadores (el 10% del total de científicos).

Los estudios del Instituto Español de Oceanografía (IEO) son “claves para analizar el impacto del cambio climático en los ecosistemas marinos y las costas españolas”, apuntó. Situación similar es la del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

A los trabajos dentro de la celebración del año internacional del Planeta Tierra este año, se une “la prometedora línea de investigación sobre almacenamiento profundo de CO2” del Instituto Geológico y Minero de España (IGME). En investigación biomédica, Garmedia ha resaltado el papel del Instituto de Salud Carlos III, que afronta “los desafíos que la degradación medioambiental y el cambio climático suponen para la salud pública”. Entre 2004 y 2007 el Instituto ha financiado 49 proyectos de investigación para este fin.

A la actividad de los OPIs se suma el mapa español de instalaciones científico-tecnológicas singulares, la creación del centro de investigación sobre cambio climático en Zaragoza, cuya constitución formal se realizará en el primer semestre de 2009, y las plataformas tecnológicas.

“Por nuestros compromisos internacionales, nuestra especial vulnerabilidad y nuestra capacidad científica e innovadora, España está llamada a jugar un papel destacado en el análisis científico del fenómeno y en la búsqueda de soluciones tecnológicas. Debe hacerlo en el plano nacional e internacional, aprovechando al máximo las nuevas oportunidades derivadas de la construcción del Espacio Europeo de Investigación”, ha concluido Garmendia.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados