Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Graban el paso del asteroide 1994 PC1 cerca de nuestro planeta

Tal y como habían previsto los astrónomos, un asteroide con un diámetro de un kilómetro se aproximó este martes a 1,9 millones de kilómetros de la Tierra. El acontecimiento fue registrado desde varios observatorios, como el de Pujalt en Barcelona.

Ilustración del asteroide 1994 PC1 a su paso el 18 de enero de 2022 cerca de la Tierra, y a la derecha, fotograma del vídeo grabado desde un observatorio en Barcelona. / Eyes on asteroids-NASA/Parque Astronómico del Observatorio de Pujalt

El nuevo telescopio Guille y de Solà (TGS) del Observatorio de Pujalt (Barcelona) se ha estrenado haciendo un seguimiento y filmando el asteroide 1994 PC1, que tiene un tamaño de un kilómetro de diámetro y que el martes 18 de enero, a las 22:51 horas, pasó por el punto más cercano a la Tierra, a aproximadamente 1,9 millones de kilómetros, unas 5 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

Este asteroide, bien conocido por los expertos de la NASA y la ESA en defensa planetaria, fue descubierto en 1994 desde Australia y pertenece al grupo de asteroides Apolo, que dan vueltas al Sol en órbitas cercanas a la Tierra. Su aproximación no ha representado un peligro, pero astrónomos profesionales y aficionados han aprovechado la ocasión para observarlo y grabar su trayectoria.

Desde el Parque Astronómico del Observatorio de Pujalt, el científico Josep Maria Llenas ha hecho este seguimiento con el nuevo telescopio, pendiente de inaugurar oficialmente debido a la pandemia, que ha estrenado así su labor de investigación colaborando en la aportación de datos sobre este asteroide para la comunidad científica.

Llenas ha confirmado que “este asteroide no supone ningún peligro para la Tierra en estos momentos, sin embargo, el seguimiento de éste y muchos otros ayudan a la comunidad científica a poder ajustar mucho mejor cercanas aproximaciones en un futuro”.

El astrónomo Josep Maria Llenas, con el telescopio Guille y de Solà / EFE

El astrónomo también ha recordado que el pasado mes de noviembre la NASA lanzó la misión DART, que tiene como objetivo impactar con un asteroide para poder variar ligeramente su órbita y así poder comprobar si con la tecnología actual se podría desviar un asteroide como el que hace 66 millones de años, al final del Cretácico, extinguió los dinosaurios y que calcula que tenía un diámetro de unos 10 kilómetros.

Los datos recogidos en el Observatorio de Pujalt han sido compartidos con el equipo de investigación del astrofísico Josep Maria Trigo, del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) y del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados