Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Hallan en Sevilla un taller de marfil datado en el tercer milenio antes de Cristo

Investigadores españoles han colaborado en un estudio especializado que evidencia la presencia de un taller, datado en el tercer milenio antes de Cristo, donde se trabajaba marfil de elefantes asiáticos como materia prima en los procesos de producción. El taller se ha encontrado en el yacimiento arqueológico de Valencina de la Concepción, en Sevilla.

Arriba un residuo de marfil con marcas de su corte mediante sierra metálica de cobre y (derecha) sierra metálica de cobre. Ambas localizadas en el taller de marfil de Valencina (hace 4.800 años) y abajo un alfiler de hueso fabricado en el mismo taller. Imagen: UHU

Numerosos restos y productos de marfil han sido hallados en el yacimiento arqueológico de Valencina de la Concepción (Sevilla) por expertos de la Universidad de Huelva, junto con profesionales del Museo de Valencina, del Deutsches Archäologisches Institut (DAI), del International Centre of Ivory Studies (INCENTIVS) y del Institut für Organische Chemie.

Este yacimiento arqueológico era uno de los mayores espacios metalúrgicos de la Europa Occidental en el tercer milenio antes de Cristo

El hallazgo, publicado en el Journal of Archaeological Science, consta de brazaletes simples y articulados, cuchillos, peines decorados e incluso colmillos completos de elefante, así como otros residuos y productos inacabados con marcas de corte hechas con instrumentos metálicos.

Para los autores, esto demuestra que Valencina de la Concepción, localizada cerca del río Guadalquivir, no es solo el lugar al que pertenecen la mayor concentración de productos de marfil datados en el tercer milenio antes de Cristo sino que, además, es el más temprano caso de un taller de marfil en el Mediterráneo, parte de una estructura compleja de producción local especializada y de importación de materias primas.

Así, este espacio arqueológico, el mayor del sur de la península ibérica, formaría parte de un complejo sistema de abastecimiento basado en el comercio a larga distancia y sería una de las áreas de entrada y salida de materias primas y productos de origen regional y transcontinental.

Los análisis y estudios realizados demuestran que el marfil encontrado –por alimentación, condiciones climatológicas y cuestiones geológicas– provenía de diferentes tipos de elefantes de Asia y África.

El trabajo también muestra las diferentes zonas en las que se han localizado monumentos funerarios, en cuya mayoría existía la presencia de productos de marfil. El origen exótico, su singularidad y su presencia en contextos funerarios han llevado a los expertos a plantear la hipótesis de que estos productos fueran elementos de “prestigio social”.

Según los investigadores, se trata del primer sistema transcontinental de circulación de productos de lujo, hipótesis que, aunque no ha podido contrastarse, ha permitido llegar a la conclusión de que el sur de la península ibérica se fundamenta en un sistema de comercio exterior de base y naturaleza política.

Referencia bibliográfica:

“The ivory workshop of Valencina de la Concepción (Seville, Spain) and the identification of ivory from Asian elephant on the Iberian Peninsula in the first half of the 3rd millennium BC”. Journal of Archaeological Science 2012.

Fuente: UH
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Un biólogo y un historiador rastrean en el arte la evolución de frutas y verduras

Junto al conocimiento del genoma de las plantas que nos dan de comer, dos expertos proponen fijarse en las pinturas artísticas para hacer un seguimiento de la historia moderna de frutas, verduras y semillas. Los aficionados a los museos están invitados a colaborar.

Alt de la imagen
El metal se usó en la Prehistoria para fabricar adornos antes que armas, según un estudio

La metalurgia surgió hace unos 8.000 años cuando el ser humano empezó a extraer metales de las rocas para elaborar anillos y collares, pero no para fabricar armas como se pensaba. Así lo recogen los análisis de una investigadora de la Universidad de Granada.