Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Hallan una momia congelada de un bisonte de 9.000 años en Siberia

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto en Siberia la momia congelada de un bisonte de 9.000 años de antigüedad. El animal conserva el cerebro completo, el corazón, los vasos sanguíneos y el sistema digestivo.

Momia congelada de un bisonte de 9.000 años de antigüedad. / Olga Potapova | Mammoth Site of Hot Springs.

Muchos grandes y carismáticos mamíferos, como el bisonte de la estepa (Bison priscus) se extinguieron a finales de la Edad de Hielo –hace aproximadamente 11.000 años–.

Un equipo de investigadores liderado por la Academia Rusa de Ciencias en Moscú ha hallado en Siberia Oriental uno de estos bisontes literalmente congelado en el tiempo. El descubrimiento se ha publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology.

Se trata de la momia congelada más completa de esta especie conocida hasta el momento y tendría una edad de 9.300 años. Fue descubierta recientemente en las tierras bajas de Yana-Indigirka (Siberia).

Es uno de los dos ejemplares adultos que se mantienen preservados con los órganos internos en condiciones de congelación

"La momia de bisonte Yukagir es el tercer hallazgo de este tipo en el mundo, y es uno de los dos ejemplares adultos que se mantienen preservados con los órganos internos en condiciones de congelación”, explica Olga Potapova científica del yacimiento Mammoth Hot Springs, en Dakota del Sur, EE UU.

Los científicos realizaron la necropsia para saber cómo vivía este animal que murió al final de la Edad de Hielo. La momia tiene el cerebro completo, el corazón, los vasos sanguíneos y el aparato digestivo, aunque algunos órganos se han reducido de forma significativa con el tiempo.

Tenía una anatomía relativamente normal, sin causa evidente de la muerte. Sin embargo, la falta de grasa alrededor del abdomen del animal hace pensar a los investigadores que pudo haber muerto de hambre.

Evgeny Maschenko, otro científico del proyecto, del Instituto Paleontológico de Moscú (Rusia) comenta: "La excepcional buena conservación de la momia de bisonte Yukagir permite hacer comparaciones anatómicas directas con especies modernas de bisonte y ganado, así como con otra especie extinta de bisonte, perteneciente al límite del Pleistoceno-Holoceno".

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Desvelan nuevos secretos de los pterosaurios: qué comían y cómo empezaron a volar

Estos animales evolucionaron hace unos 245 millones de años y se extinguieron con los dinosaurios no aviares a finales del Cretáceo. Dos estudios publicados por el grupo Nature dan a conocer aspectos desconocidos de estos reptiles: sus preferencias de alimentación y la evolución de su vuelo.

Alt de la imagen
Las ostras producen materiales espumosos con una técnica parecida a la impresión 3D

Científicos españoles han descubierto que las ostras producen estructuras tridimensionales tipo espuma con una tecnología propia, lámina a lámina. Así estos moluscos han solventado el problema de limitación del espacio extrapaleal, es decir el pequeño espacio que separa al molusco de la concha.