Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Identifican cómo se protege un importante grupo de virus

Un equipo español, en el que participan científicos de la Universidad Autónoma de Madrid y el CSIC, ha logrado identificar la región específica que modula la estabilidad de una cápsida vírica. El trabajo, publicado en el Journal of Virology, puede permitir el diseño de fármacos antivirales para combatir infecciones provocadas por distintos tipos de virus de una amplia familia.

UAM Gazette
5/12/2016 11:50 CEST

Posición de los aminoácidos (esferas) que alteran la resistencia de la cápsida del virus de la rinitis equina. / UAM

Los virus se transmiten de una célula a otra gracias a las cápsidas, que son estructuras proteicas que protegen su material genético. Por esta razón, los científicos adelantan esfuerzos para conocer mejor las bases moleculares de estas cápsidas y poder desarrollar así más y mejores vacunas y antivirales.

Utilizando como modelo el virus de la rinitis equina A, un patógeno que provoca enfermedad respiratoria en caballos, investigadores españoles han logrado identificar la región específica que regula la estabilidad de una cápsida vírica.

El hallazgo abre las puertas al diseño de fármacos antivirales para combatir infecciones provocadas por un grupo de virus

“Gracias al aislamiento y caracterización de mutantes del virus de la rinitis equina A con diferente resistencia o sensibilidad a pH ácido, hemos logrado identificar residuos específicos de aminoácido que regulan la estabilidad de la cápsida de este patógeno”, afirman los científicos.

Medicamentos antivirales más eficaces

Los autores –investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y el CSIC– destacan que la identificación de esta región abre las puertas al diseño de fármacos antivirales para combatir infecciones provocadas por un amplio grupo de virus.

“Estos resultados podrían contribuir al desarrollo futuro de vacunas basadas en cápsidas virales estabilizadas frente a este y otros muchos patógenos relacionados, como el virus de la fiebre aftosa, causante de una de la principales enfermedades ganaderas”, aseguran.

El trabajo, publicado en Journal of Virology, fue liderado por Francisco Sobrino, del Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa”, centro mixto UAM/CSIC, y por Miguel A. Martín-Acebes, del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

Referencia bibliográfica:

Equine Rhinitis A Virus Mutants with Altered Acid Resistance Unveil a Key Role of VP3 and Intrasubunit Interactions in the Control of the pH Stability of the Aphthovirus Capsid. Caridi F, Cañas-Arranz R, Vázquez-Calvo A, Sobrino F, Martín-Acebes MA. J Virol. Doi:10.1128/JVI.01043-16

Fuente: UAM
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Los animales engañan a otros con trucos de magia igual que los humanos

Trucos mentales, juegos de manos, ilusiones y distracciones forman parte de la magia que percibimos los humanos, pero ¿cómo reaccionaría una audiencia animal? Un equipo de científicos muestra que nuestra capacidad de atención y percepción no es muy superior a la de ciertos animales como primates, cuervos y pulpos, que también son engañados por los de su misma especie u otras.

Alt de la imagen
Los primeros humanos podrían haber cocinado en aguas termales antes que con fuego

Uno de los mayores misterios en la evolución humana es el origen del cocinado de alimentos. Un nuevo hallazgo abre una ventana a una fase anterior al uso del fuego, en la que los primeros seres humanos ya podrían haber empezado a cocinar en aguas termales. Esta es la conclusión de un estudio en el que participa la Universidad de Alcalá y que se desarrolla en la garganta de Olduvai (Tanzania).