Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Ciencias Naturales
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Instalan en Asturias el primer medidor de partículas microscópicas de carbono de España

El Gobierno asturiano y la Universidad de Oviedo han instalado en Lugones el primer medidor de black carbon (partículas microscópicas de carbón procedente de la combustión) de España y uno de los pocos que existen en Europa. Los datos recogidos permitirán analizar el impacto de las partículas de carbono en la salud y en el medio ambiente, y detectar el origen de las emisiones contaminantes.

Universidad de Oviedo
22/11/2011 11:45 CEST
Instalan en Asturias el primer medidor de partículas microscópicas de carbono de España
Instalan en Asturias el primer medidor de partículas microscópicas de carbono de España. Foto: NASA

El Gobierno asturiano y la Universidad de Oviedo han instalado en Lugones el primer medidor de black carbon (partículas microscópicas de carbón procedente de la combustión) de España y uno de los pocos que existen en Europa. Los datos recogidos permitirán analizar el impacto de las partículas de carbono en la salud y en el medio ambiente, y detectar el origen de las emisiones contaminantes.

La Universidad de Oviedo ha instalado en Lugones (Siero) un medidor de partículas microscópicas carbonosas, las black carbon (BC) o partículas de inquemados generadas en procesos de combustión.

Se trata del primer dispositivo de estas características que existe en España y de los pocos que funcionan en Europa. De hecho, sólo se conoce su uso en la red de calidad del aire de Londres y en alguna localidad suiza.

La actuación se enmarca en el Convenio suscrito este mismo año entre la Consejería de Medio Ambiente y la Universidad de Oviedo con el fin de mejorar la calidad del aire en Asturias. El equipo de medición está financiado por el Campus de Excelencia Internacional de esta institución académica.

Solo EE UU y la India controlan el black carbon

La importancia de este dispositivo es que aportará información fundamental para analizar el impacto de las partículas de carbono, tanto en la salud como en el medio ambiente, a la vez que facilitará detectar el origen de las emisiones. Las nanopartículas de carbono son las que quedan en el aire después de la quema de diésel, carbón y biomasa, y se adentran profundamente en el sistema respiratorio, por lo que influyen en las afecciones asmáticas o alérgicas.

Por otra parte, el black carbon está considerado como uno de los mayores agentes generadores del cambio climático. El nuevo medidor distingue entre diversos tipos de partículas según el tipo de combustible que las genera por lo que facilitará el estudio del origen de esa contaminación.

Esta tecnología es tan avanzada que la legislación europea ni siquiera tiene límites establecidos para este tipo de partículas. Solo EE UU y la India tienen algunos planes de control y medición sobre ellas. El medidor instalado forma parte de un ambicioso plan que contempla la instalación de más medidores de BC que se irán montando en las diferentes estaciones existentes en la red del Principado o en otras de nueva creación.

Fuente: Universidad de Oviedo
Derechos: Creative Commons