Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Izan por primera vez la caldera de carbón pulverizado en la planta de captura de CO2 del Bierzo

El proceso de construcción y montaje de la planta de captura de CO2 de El Bierzo, en Cubillos del Sil, ha logrado hoy un hito con el izado de la caldera de carbón pulverizado. Se trata de una de las dos calderas que integrarán esta instalación única en España, en la que el gobierno invertirá alrededor de 100 millones de euros, a través de la Fundación Ciudad de la Energía, con sede en Ponferrada (León).

Izado de la caldera de carbón pulverizado que forma parte de la Planta de Desarrollo Tecnológico que se está construyendo en Cubillos del Sil. Foto: Fundación Ciudad de la Energía.

Esta caldera ensayará la combustión del carbón con oxígeno en vez de aire (como se realiza de forma habitual en las centrales térmicas), con el fin de obtener directamente una corriente concentrada de CO2 que se purifica de forma adecuada y queda listo para su transporte y almacenamiento.

El izado constituye una maniobra de gran precisión y complejidad porque se trata de encajar la caldera, de unas 85 toneladas de peso y 20 metros de alto, en los respectivos apoyos de la estructura donde irá situada. Las condiciones ambientales adecuadas, sobre todo por la ausencia de viento, también son necesarias, por esta razón, el proceso se ha retrasado, debido al tiempo adverso de las últimas semanas.

La instalación de El Bierzo es singular porque permite investigar con todo tipo de carbones e incorpora dos tecnologías distintas de oxicombustión, carbón pulverizado (CP) y lecho fluido circulante (LFC), técnica única en el mundo. Está dotada también de unidades de depuración de gases y sistemas de compresión y purificación del CO2. Sus características técnicas le proporcionan gran flexibilidad y versatilidad y la convierten en un centro de referencia mundial para el desarrollo y validación de las tecnologías que incorpora.

Una oportunidad española

La Fundación Ciudad de la Energía (Ponferrada) es el principal instrumento del Gobierno de España para el desarrollo de programas de captura y almacenamiento geológico de CO2. Estas tecnologías permitirán disminuir en un 90% las emisiones de dióxido de carbono, necesario para cumplir con los compromisos de reducción de este gas, en el marco de la lucha contra el cambio climático.

La acción del gobierno, a través de CIUDEN, está concebida para dar cabida a empresas españolas que tengan capacidad y vocación para adquirir el know how necesario sobre las tecnologías y fortalecer su competitividad en un mercado internacional emergente de construcción de centrales térmicas de “cero emisiones”. En la Planta de El Bierzo, siete de los nueve paquetes tecnológicos se acometen por empresas españolas.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Silvia Laplana y Albert Barniol, meteorólogos en RTVE
“Hay que asumir que tenemos que cambiar nuestro modo de vivir”

Siempre se cuelan en las casas a la hora de desayunar, comer o cenar para contar qué tiempo hará mañana y cuestiones relacionadas con la meteorología. Ahora, los presentadores y presentadoras de El Tiempo de RTVE, como Silvia Laplana y Albert Barniol, han escrito un libro para comprender qué está pasando, qué puede pasar y qué acciones podemos tomar para mitigar los cambios en el clima. 

La ola de calor en Norteamérica deja 100 fallecidos y 78 incendios forestales

Las temperaturas han llegado a superar los 45 grados Celsius en el noroeste de EE UU y oeste de Canadá. La Organización Meteorológica Mundial advierte que con la crisis climática, eventos excepcionales como estos se vuelven más comunes y prolongados, lo que supone una amenaza para la salud de las personas, la agricultura y el medio ambiente.