Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La OMS suspende por segunda vez los ensayos con hidroxicloroquina para tratar la COVID-19

La Organización Mundial de la Salud ha anunciado que detiene los ensayos con hidroxicloroquina dentro de su programa Solidarity. La decisión se produce después de que los investigadores concluyeran que el fármaco no reduce la mortalidad de los pacientes con coronavirus.

La hidroxicloroquina ha sido uno de los fármacos más mediáticos en esta pandemia, ya que su uso ha sido promovido por Trump y sus aliados. / © Adobe Stock 

En un nuevo giro de tuerca, que ha pasado por la suspensión temporal de los ensayos con hidroxicloroquina y su reanudación hace un par de semanas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer que detiene los ensayos clínicos de este fármaco en pacientes con COVID-19 dentro de su proyecto Solidarity

Los investigadores responsables de este ensayo en el proyecto Solidarity han examinado las pruebas recientes y han decidido dejar de reclutar nuevos pacientes

Esta decisión se produce, según la institución, tras analizar nuevos datos que apuntan a que este medicamento antipalúdico no reduce la mortalidad de las personas afectadas.

La hidroxicloroquina ha sido uno de los fármacos más mediáticos en esta pandemia, entre otras cosas, por haber sido promovido por Donald Trump y sus aliados. También porque un estudio relacionado con este medicamento acabó en un escándalo que terminó en la retractación de los autores.

Ayer, la experta de la OMS Ana María Henao-Restrepo señaló en una rueda de prensa on line que “los investigadores responsables de este ensayo en Solidarty habían examinado las pruebas recientes y habían decidido dejar de reclutar nuevos pacientes”.

Según la organización, la decisión se basa tanto en los datos de su ensayo como en otro llevado a cabo en Reino Unido, que determinó que el medicamento no ayudaba a los pacientes de COVID-19, y en una revisión de otras pruebas sobre la hidroxicloroquina.

Fin de las pruebas aleatorias

Para la institución sanitaria, "la hidroxicloroquina no reduce la mortalidad de los pacientes hospitalizados por COVID-19, en comparación con la atención estándar". Esto supone que la OMS ya no realizará pruebas aleatorias con este fármaco en pacientes. Aquellas personas que estén en medio del ensayo pueden elegir entre continuarlo o dejarlo después de consultar con su médico.

La decisión se basa tanto en los datos de su ensayo como en otro llevado a cabo en Reino Unido, que determinó que el medicamento no ayudaba a los pacientes de COVID-19

A principios de esta semana, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) retiró la autorización de uso de emergencia de la hidroxicloroquina tras concluir que puede no ser eficaz para curar las infecciones y que sus posibles beneficios no superan sus riesgos conocidos y potenciales.

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Muere un voluntario de los ensayos de la vacuna de Oxford en Brasil que habría recibido placebo

El participante pertenecería al grupo de control del ensayo, por lo que no habría recibido una dosis, sino una sustancia inocua. La universidad británica y la farmacéutica AstraZeneca han decidido continuar con las pruebas de fase III de su vacuna contra la covid-19, que se encuentra entre los proyectos más avanzados, tras informar de este fallecimiento ayer. 

Alt de la imagen
Desarrollan un clon infectivo del SARS-CoV-2 para estudiar su biología molecular

Investigadores españoles han participado en la creación de una nueva herramienta biológica que permite generar variantes genéticas del coronavirus para estudiarlo, analizar fármacos antivirales y poder desarrollar candidatos vacunales.