Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La Sierra de Guadarrama alberga la mayor riqueza y rareza de murciélagos madrileños

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid ha elaborado dos índices según la variedad y la singularidad de murciélagos a partir de modelos de distribución de especies registradas. Las zonas con los índices más altos —el Parque Nacional y su periferia— coinciden con las áreas protegidas

Dibujo de la distribución de algunas zonas protegidas alrededor de Madrid. / Daniel Truchado y David A. Oropesa

Los estudios diseñados para detectar las áreas más importantes para la conservación de murciélagos son aún escasos. Un grupo de investigación liderado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) demuestra que las mejores zonas para la riqueza y rareza de especies se corresponden con las áreas protegidas de la Sierra de Guadarrama y su periferia.

Los murciélagos se benefician actualmente de esta red de áreas protegidas por casualidad, ya que inicialmente fueron destinadas a proteger las aves y los hábitats (red Natura 2000).

Las mejores zonas para la riqueza y rareza de especies de murciélagos se corresponden con las áreas protegidas de la Sierra de Guadarrama y su periferia

“Es por ello que, a pesar de que estas áreas ayudan a la conservación de murciélagos, es necesario realizar un seguimiento de la evolución de las poblaciones de murciélagos a lo largo de las siguientes décadas para su correcta conservación y gestión”, insiste Elena Tena, investigadora predoctoral del Departamento de Biodiversidad, Ecología y Evolución de la UCM.

Para llevar a cabo el estudio, publicado en Animal Conservation, los investigadores utilizaron detectores de murciélagos para muestrear la distribución de su actividad en 274 puntos del centro del país.

Con estos resultados, se diseñaron 11 modelos de distribución para todas las especies de murciélagos registradas, con los que se calcularon dos índices (riqueza y rareza) con el objetivo de localizar las zonas en las que aparecían mayor número de especies y las que registraban las más raras.

Se calcularon dos índices (riqueza y rareza) con el objetivo de localizar las zonas en las que aparecían mayor número de especies de murciélagos, y las que registraban las más raras.

“Así comprobamos que el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y la zona periférica se solapan con las mejores zonas de riqueza y rareza de murciélagos, aunque no tuvieron en cuenta a los murciélagos cuando se diseñaron”, indica la bióloga.

Conservar todas sus áreas, no solo refugios

Las áreas de alta actividad de murciélagos rara vez se han considerado en la delimitación de áreas protegidas para ellos. Además, la conservación de murciélagos a lo largo de la historia se ha centrado principalmente en la conservación de sus refugios, pero no en las áreas de alimentación y de actividad, debido a la dificultad para muestrear la distribución de estos animales nocturnos.

“Este artículo sugiere que, además de la protección de los refugios, el conocimiento de las áreas de mayor actividad para la riqueza y rareza de los murciélagos podría complementar la conservación de las áreas más importantes para estos animales”, añade Tena.

El cononocimiento de las áreas de mayor actividad para la riqueza y rareza de los murciélagos podría complementar la conservación de las áreas más importantes para estos animales

Elena Tena (UCM)

En nuestra sociedad, los murciélagos “tienen muy mala prensa a pesar de que nos proveen de un gran número de servicios ecosistémicos muy beneficiosos en nuestro día a día”, destaca la bióloga.

En España, todas las especies de estos mamíferos son insectívoros, y un solo ejemplar adulto de un murciélago común en época de máxima actividad es capaz de ingerir hasta 3000 insectos en una sola noche, hasta dos tercios de su propio peso en insectos. Además, en otras partes del mundo, actúan como dispersores de semillas y algunas especies ejercen de polinizadores de plátanos, mangos o aguacates, entre otros frutos.

Referencia:

Elena Tena y José Luis Tellería. “Modelling the distribution of bat activity areas for conservation in a Mediterranean mountain range”. Animal Conservation, 2021

Fuente:
UCM (UCC)
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alicia Felpeto, vulcanóloga del Instituto Geográfico Nacional
“Las erupciones más recientes en La Palma duraron entre 24 y 84 días, esa es la horquilla de lo que podemos esperar“

Lo que más preocupa ahora a los habitantes de La Palma es hasta cuándo va a seguir saliendo lava del interior de la tierra. El espectáculo de magma ha arrasado con casas y ha obligado a una evacuación masiva de parte de la población. La vulcanóloga Alicia Felpeto explica cómo se comportan las coladas, qué podemos esperar en los próximos días y el porqué del vulcanismo en Canarias.

Efectos a largo plazo de la caza furtiva: los elefantes sin madre sobreviven menos

Tras analizar datos individuales de elefantes recogidos durante décadas, dos estudios paralelos muestran los efectos negativos que la caza ilegal genera en estos grandes mamíferos, protagonistas de #Cienciaalobestia. Los que han quedado huérfanos tienen menos opciones de supervivencia, incluso después del periodo de lactancia, y sin ellos las poblaciones disminuyen.