Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La avispa parasitaria Godzilla ataca a las orugas bajo el agua

Un equipo de científicos ha logrado grabar por primera vez cómo una avispa parasitoide, nueva para la ciencia, se sumerge en el agua durante varios segundos para atacar y sacar del agua a una oruga. La asaltante, protagonista de nuestro #Cienciaalobestia, introduce después sus huevos dentro de su víctima para que al eclosionar sus larvas se alimenten de ella.

La nueva especie de avispa parasitoide ha sido denominada Microgaster godzilla. / José Fernández-Triana

Muy pocas especies de avispas parasitoides pueden considerarse acuáticas. En realidad, menos del 0,1 % de las que se conocen en la actualidad son capaces de entrar al agua para buscar potenciales hospedadores o vivir como endoparasitoides, es decir dentro de hospederos acuáticos durante su etapa larvaria.

La avispa se denominó Microgaster godzilla, porque a los científicos les recordó al icónico monstruo japonés de ficción Godzilla cuando el insecto emergió del agua

En la subfamilia Microgastrinae, solo dos especies habían sido hasta ahora consideradas como acuáticas, porque parasitaban las orugas acuáticas de las polillas. Sin embargo, no se había visto a ningún ejemplar sumergirse en el agua.

Durante su trabajo de investigación en Japón, el científico José Fernández-Triana de la Colección Nacional Canadiense de Insectos y su equipo encontraron y pudieron grabar por primera vez cómo una avispa parasitoide de esta subfamilia se sumergía bajo el agua durante varios segundos, con el fin de atacar y sacar orugas. Estas últimas se convertirían en anfitriones de sus huevos antes de ser devueltas al agua.

La avispa, que pertenece a una nueva especie, se denominó Microgaster godzilla, porque a los científicos les recordó al icónico monstruo japonés de ficción Godzilla cuando el insecto emergió del agua. Su descripción se ha publicado en el Journal of Hymenoptera Research.

“Al ser una especie japonesa, su nombre honra respetuosamente a Godzilla, un monstruo ficticio (kaiju) que se convirtió en un ícono después de la película japonesa de 1954 del mismo nombre y muchas versiones posteriores. Se ha convertido en uno de los símbolos más reconocibles de la cultura popular japonesa en todo el mundo”, señala Fernández-Triana.

Además de que el comportamiento de parasitación se parece un poco al carácter de kaiju, los científicos optaron por este nombre porque Godzilla a veces se ha asociado con Mothra, otro kaiju que generalmente se representa como una larva (oruga) o una polilla adulta.

Por lo tanto “teníamos razones biológicas, de comportamiento y culturales para justificar nuestra elección de un nombre. Por supuesto, eso y divertirnos un poco, ¡porque eso también es una parte importante de la vida y la ciencia!”, exclama el investigador.

El modus operandi de la avispa Godzilla

En el video se aprecia cómo la hembra de avispa camina sobre plantas flotantes en busca de hospedadores, en concreto de larvas de la especie de polilla Elophila turbata, que construye una especie de caja portátil a partir de fragmentos de plantas acuáticas y vive dentro de ella cerca de la superficie del agua.

Una vez que la avispa lo encuentra, obliga a las larvas a salir de la caja y las parasita insertando rápidamente su ovipositor

Una vez que la avispa lo encuentra, obliga a las larvas a salir de la caja y las parasita insertando rápidamente su ovipositor. En algunos casos, la avispa tiene que sumergirse completamente bajo el agua durante varios segundos para encontrar y sacar a la oruga de su caja.

Para conseguirlo, la especie ha desarrollado garras tarsales agrandadas y muy curvadas, que se cree que se usan para sujetar el sustrato cuando entra al agua y busca huéspedes.

Más allá de comportamientos inusuales y nombres divertidos, Fernández-Triana enfatiza en la importancia del trabajo multidisciplinario para descubrir nuevas especies. “Por lo general, las descripciones taxonómicas de las avispas parasitoides se basan en especímenes muertos, con muy pocos detalles, a menudo ninguno, sobre su biología”, concluye.

Referencia:

Jose Fernandez-Triana et al. “Microgaster godzilla (Hymenoptera, Braconidae, Microgastrinae), an unusual new species from Japan which dives underwater to parasitize its caterpillar host (Lepidoptera, Crambidae, Acentropinae)” Journal of Hymenoptera Research

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Calor, deshielo y microplásticos: lo que revela la mayor expedición realizada en el Everest

Una alianza entre National Geographic y Rolex ha permitido llevar a cabo la investigación más importante realizada hasta la fecha en la montaña más alta del planeta, el monte Everest. Allí, un equipo multidisciplinar, formado por 34 expertos, ha recabado datos que evidencian cómo la acción humana está deteriorando el entorno del Himalaya en Asia.

Hallan en Cuenca huevos de parásitos en heces fósiles de más de 125 millones de años

La excepcional preservación de heces fósiles, llamadas coprolitos, del yacimiento de Las Hoyas en Cuenca, ha permitido la identificación de huevos de parásitos en dos restos atribuidos a peces y cocodrilos. El hallazgo también documenta la antigua conexión entre peces Gonorynchiformes basales y los parásitos trematodos.