Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La ‘cocaína del mar’ acaba con los últimos ejemplares de vaquita

La totoaba, un pez endémico del Golfo de California en peligro de extinción, se ha convertido en la ‘cocaína del mar’. Su pesca es ilegal y en el mercado chino se pagan unos 2.200 euros por cada 100 gramos de su vejiga natatoria, valorada por sus supuestos beneficios medicinales, no probados. Pero, además, las redes de captura de totoaba están destruyendo a la vaquita marina, un cetáceo del que quedan menos de 100 ejemplares en el mundo.

Existen menos de cien ejemplares de vaquita (Phocoena sinus) en el mundo / NOAA

Un nuevo informe de la Agencia de Investigación Ambiental (EIA, por sus siglas en inglés) llama a una acción de urgencia contra el comercio ilegal de pez totoaba (Totoaba macdonaldi), en peligro de extinción, y que se captura de forma ilegal para satisfacer la demanda del mercado chino. Su precio alcanza en este país los 16.000 yuanes por cada 100 gramos de su vejiga natatoria, por lo que las han apodado como la ‘cocaína del mar’.

Por los ejemplares más grandes pueden pagarse hasta 40.000 euros por dicha vejiga, al atribuirle propiedades medicinales que la ciencia no ha probado. Como daño colateral, la vaquita marina (Phocoena sinus), un cetáceo que está en peligro crítico de extinción –quedan menos de 100 ejemplares en el mundo–, está siendo capturada por las mismas redes.

Se pagan hasta 40.000 euros por la vejiga de la totoaba, al atribuirle propiedades medicinales que la ciencia no ha probado

“Las totoabas son capturadas ilegalmente en grandes redes de malla que se establecen durante la noche y se dejan durante varios días. Debido a que las vaquitas son de un tamaño similar a la totoaba, quedan atrapadas accidentalmente en estas redes”, explica a Sinc Clare Perry, directora de la campaña de océanos de la EIA.

La última estimación de expertos del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) es que se ha producido un descenso del 42% en la población de estos cetáceos entre 2013 y 2014. “No existen datos sobre la población de totoaba”, añade Perry.

Propiedades medicinales no probadas

Debido a que las vaquitas son de un tamaño similar a la totoaba, quedan atrapadas en las redes de captura

En la cultura china, la vejiga natatoria de este pescado es muy valorada en Hong Kong y el sur de China por sus supuestos beneficios medicinales como tónico, es decir, para prevenir enfermedades, y para ayuda a mejorar la circulación sanguínea y la tez de la piel. Estas propiedades no han sido probadas en ningún caso por estudios científicos.

En la ciudad china de Guangzhou, la EIA encontró que la vejiga de totoaba se vendía abiertamente en seis de las doce tiendas encuestadas en mayo de 2015. En general, los comerciantes estaban al tanto que dicha venta era ilegal y sabían que el pescado solo se encuentra en México. Además, afirmaron conocer la existencia de contrabando entre Hong Kong y China continental.

Los comerciantes de Hong Kong se manifestaron más vigilados y solo dos tiendas exhibían estos restos de totoaba, pero los precios eran más altos.

EIA también ha identificado numerosas plataformas on line para su comercio. Detectaron páginas de Facebook que conectan a comerciantes y compradores de este pescado entre México, EE UU y Asia.

"La vaquita y la totoaba están plenamente protegidas por la legislación nacional y la internacional a través del Apéndice I de la Convención Internacional sobre Comercio de Especies en Peligro de Extinción (CITES), pero esas garantías no valen nada sin la intervención urgente en el terreno para hacerlas cumplir", concluye Perry.

Vejigas natatorias de totoaba en el mercado de Guangzhou (China) / EIA

Vejigas natatorias de totoaba en el mercado de Guangzhou (China) / EIA

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Así evolucionó el escudo del tricerátops

Un equipo de paleontólogos, liderado por españoles, analiza cómo evolucionó esta icónica estructura anatómica de los ceratopsianos, el grupo que incluye al famoso Triceratops, durante los 65 millones de años de existencia de estos animales. El trabajo revela que esta morfología se volvió cada vez más variable a lo largo de su evolución.

Alt de la imagen
Desenterrar a los muertos era una práctica habitual en las sociedades megalíticas de hace 5.000 años

Una investigación, liderada por la Universidad de Granada, señala que los restos humanos de la necrópolis megalítica de Panoría, situada en el municipio granadino de Darro, pudieron haber sido considerados como reliquias y utilizarse para marcar y mantener importantes relaciones interpersonales.