Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La crisis climática amenaza más de lo que se pensaba a los insectos

Hasta ahora, los insectos de los trópicos parecían ser los más amenazados por el cambio climático al vivir al límite de su temperatura óptima. Un equipo internacional de científicos, con participación española, ha analizado los datos existentes y concluye que los insectos de zonas templadas, como España, serían tan vulnerables al aumento de temperaturas como los insectos tropicales.

La palomilla dorso de diamante (Plutella xylostella) es uno de los insectos que podría verse amenazado por el cambio climático. / Olaf Leillinger 

El cambio climático lleva a muchas especies al borde del colapso, y entre ellas están los insectos, que no son capaces de generar, por diversos procesos metabólicos o fisiológicos, su propio calor interno y dependen del clima externo. Sería uno de los grupos animales más perjudicados por el aumento de las temperaturas, sobre todo en los trópicos, donde la crisis climática pone en riesgo su fisiología y deja poco margen de supervivencia a sus poblaciones.

Los estudios anteriores han sobreestimado en gran medida las tolerancias de calentamiento y los márgenes de seguridad térmica de las especies templadas

Hasta ahora, la comunidad científica consideraba que, contrariamente a los insectos tropicales, los de zonas templadas, como nuestro país, se verían más bien beneficiados por el cambio climático porque “se encontrarían muy lejos de esas temperaturas límite”, señala a SINC Germán Orizaola, investigador en el Instituto Mixto de Investigación en Biodiversidad (IMIB), de la Universidad de Oviedo y el CSIC. 

Sin embargo, al analizar de nuevo los datos ya publicados sobre cómo las temperaturas afectan a los insectos y teniendo mucho más en cuenta sus ciclos reales y su ecología, Orizaola, junto a investigadores de la Universidad de Uppsala y la de Lund en Suecia, llegaron a otra conclusión. 

“Estarían tan amenazados por el cambio climático los insectos de zonas templadas, como los tropicales”, subraya el investigador español. Una de las explicaciones es que los estudios anteriores han sobreestimado en gran medida las tolerancias de calentamiento y los márgenes de seguridad térmica de las especies templadas. 

Maruca vitrata

Maruca vitrata, conocido como polilla de mug, es un insecto de zonas tropicales. / Bernard Dupont 

Tropicales y templadas, igual de amenazadas 

En parte, esto se ha producido porque hasta el momento no se han valorado las diferencias latitudinales en los períodos de actividad de los insectos. De hecho, las especies templadas en particular pueden experimentar a menudo temperaturas considerablemente más altas de lo esperado durante la temporada activa. 

La investigación se une a otros estudios que sugieren que las especies tropicales y templadas se enfrentan a niveles de amenaza similares por el cambio climático

“El problema de los estudios clásicos es que para todos estos cálculos consideraban temperaturas medias anuales, sin tener en cuenta que la gran mayoría de insectos permanecen inactivos con el frío, es decir una buena parte del año”, indica Orizaola. El equipo solo analizó aquellos meses en los que las diferentes están activas. 

Los resultados mostraron que las temperaturas óptimas y críticas para la biología de estos insectos de zonas templadas se acercaban mucho más a las predicciones de cambio climático, lo que las hacía también vulnerables

El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, revela que las especies templadas y tropicales difieren mucho menos en los márgenes de seguridad térmica de lo que comúnmente se suponía. La investigación se une a otros estudios que sugieren que las especies tropicales y templadas se enfrentan a niveles de amenaza similares por el cambio climático. 

Los autores concluyen que, en el caso de los insectos de áreas templadas, será necesario obtener muchos más datos sobre la tolerancia térmica y los componentes de aptitud física en las diferentes latitudes “antes de que podamos hacer predicciones más precisas sobre los impactos del cambio climático”.

Referencia

Frank Johansson et al. “Temperate insects with narrow seasonal activity periods can be as vulnerable to climate change as tropical species” Scientific Reports 1 de junio de 2020

Fuente:
SINC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Descubren una nueva especie extinta de roedor de grandes dimensiones

Un equipo de paleontólogos españoles y marroquíes ha hallado al noreste de Marruecos los restos de un roedor múrido de gran tamaño, mayor que el de los representantes actuales de su género. La nueva especie extinta, que vivió hace unos 2,6 millones de años, fue el último representante de su género en África.

Alt de la imagen
Polinesios y nativos americanos se mezclaron antes de colonizar la Isla de Pascua

La isla situada en el océano Pacífico frente a las costas de Chile se pobló hace unos ocho siglos, pero hasta ahora no estaba claro el origen de sus primeros habitantes. Un nuevo estudio genómico indica que los navegantes polinesios se mezclaron con los habitantes de Colombia o Ecuador en las islas o en algún punto de su periplo antes de viajar hacia Rapa Nui.