Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La edición de genes revierte células de leucemia mieloide crónica a su estado normal

Gracias a la técnica CRISPR-Cas9 de edición del genoma, un grupo de investigadores españoles ha eliminado el oncogén que produce la leucemia mieloide crónica. El trabajo proponer una vía alternativa para abordar este cáncer: la posibilidad de que los enfermos puedan tratarse con su propia médula ósea después de que las células sean “corregidas” en el laboratorio, sin necesidad de buscar un donante compatible, como ocurre en la actualidad.

Manuel Sánchez Martín, a la izquierda, e Ignacio García-Tuñón, en un laboratorio del CIC. / DiCYT

La técnica CRISPR-Cas9 está llamada a revolucionar la medicina, porque permite corregir el genoma de cualquier célula mediante unas proteínas denominadas nucleasas, con las que se pueden realizar cortes precisos. “Es como editar un texto, podemos cortar y pegar en el sitio que queremos, insertar o eliminar párrafos”, explica Manuel Sánchez Martín, investigador de la Universidad de Salamanca. Según el experto, "nuestro texto es el genoma”.

Su grupo de investigación lleva dos años trabajando con esta nueva técnica. Las aplicaciones clínicas de CRISPR-Cas9 pueden ser casi infinitas si se resuelven las disputas sobre las patentes, que no afectan a la investigación básica. Además, se trata de una técnica sencilla que probablemente será muy utilizada en todos los campos de la biología.

Científicos del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CIC) han empleado esta para eliminar el oncogén que produce la leucemia mieloide crónica. En un artículo publicado por la revista Oncotarget demuestran que de esta forma las células de ratón tumorales revierten a su estado normal. Si los investigadores consiguen reproducir los resultados con células de pacientes, tendrían una herramienta eficaz para tratar la enfermedad.

El procedimiento ha permitido suprimir un gen que induce la formación del cáncer –llamado oncogén– en células de ratón. El resultado es que la célula revierte el fenotipo patológico a un fenotipo normal, lo que quiere decir que “ya no es capaz de crecer indefinidamente ni formar tumores”.

El procedimiento ha permitido suprimir un gen que induce la formación del cáncer –llamado oncogén– en células de ratón

En la actualidad, el tratamiento para la leucemia mieloide crónica se basa en fármacos que se dirigen a inactivar una oncoproteína, es decir, la proteína expresada por el oncogén, pero no acaban con el origen de la enfermedad. Además, son tratamientos largos, caros y que generan resistencias.

Válido para otros tumores

Por otra parte, a diferencia de otros tipos de cáncer, esta enfermedad se desencadena por un solo oncogén. “Para el desarrollo de un carcinoma son sucesivamente varios eventos oncogénicos los que provocan la neoplasia, sin embargo en sarcomas y linfomas, un solo evento suele ser el desencadenante, como sucede en la leucemia mieloide crónica, por lo que esta estrategia terapéutica sería especialmente útil en este tipo de tumores”, señala Sánchez Martín.

Ahora el reto es obtener los mismos resultados in vitro con células tumorales de enfermos y, a partir de ahí, realizar ensayos clínicos. “Tenemos un hándicap, que es introducir de manera eficiente esta herramienta terapéutica en las células humanas y en eso estamos trabajando actualmente”, apunta el científico.

Si funciona, sería una excelente estrategia terapéutica para esta enfermedad. “Estaríamos hablando de extraer la médula ósea del paciente, editarla y devolvérsela corregida”, resume Ignacio García-Tuñón, primer firmante del artículo.

Para ello habría que extraer células madre tumorales de la médula ósea del paciente, corregirlas en el laboratorio y reintroducirlas. Hoy en día, lo más difícil a la hora de afrontar la leucemia mieloide crónica es encontrar un donante compatible para realizar un trasplante de médula ósea, pero mediante esta terapia génica no sería necesario, puesto que se abordaría con un autotrasplante.

Referencia bibliográfica

García-Tuñón, I., Hernández-Sánchez, M., Luis Ordoñez, J., Alonso-Pérez, V., Álamo-Quijada, M., Benito, R., Guerrero, C., Hernández-Rivas, J., & Sánchez-Martín, M. (2017). "The CRISPR-Cas9 system efficiently reverts the tumorigenic ability of BCR/ABL in vitro and in a xenograft model of chronic myeloid leukemia". Oncotarget, 5. DOI: 10.18632/oncotarget.15215

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
El ADN antiguo revela cómo la tuberculosis dio forma al sistema inmunitario humano

Un nuevo estudio ha analizado más de 1.000 genomas humanos antiguos europeos para reconstruir cómo la genética puede afectar al sistema inmunitario. Los autores han descubierto que la tuberculosis ha sido un importante factor de mortalidad en los últimos 2.000 años de historia del continente.

Los estudios sobre la covid-19 olvidan la importancia del sexo en la respuesta a la infección

Un artículo publicado hoy en la revista Science analiza las diferencias en las respuestas inmunitarias a la hora de enfrentarse a la covid-19 en función del sexo biológico. Este fenómeno no es exclusivo del coronavirus, pero la pandemia pone de manifiesto la necesidad de entenderlo mejor.