Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La inestabilidad cromosómica en un tumor es indicio de posibles recaídas

Investigaciones relacionadas con el proceso de división celular conocido como mitosis sugieren que cuando un tumor primario presenta inestabilidad cromosómica hay más posibilidades de que un paciente vuelva a recaer aunque haya sido tratado con éxito. Por eso, Rocío Sotillo, investigadora española del European Molecular Biology Laboratory de Monterotondo, próximo a Roma (Italia), aconseja a los especialistas clínicos que analicen este factor y no se limiten sólo a tratar el cáncer.

Célula tumoral. Foto: NEK.

La mitosis es una división de la célula en la que se produce una duplicación del material genético, de manera que cada célula hija recibe el mismo número de cromosomas, que son cuerpos en forma de bastoncillos de ADN que guardan la información genética. Sin embargo, en este proceso puede ocurrir algún error que haga que esta división no sea perfecta y una célula reciba más cromosomas que la otra, lo que se conoce como aneuploidias.

Rocío Sotillo, investigadora del European Molecular Biology Laboratory. Foto: DiCYT.

"Estamos estudiando cómo alteraciones en la mitosis pueden inducir aneuploidias, que son importantes para la iniciación de los tumores y para su recurrencia", ha señalado la científica, autora de un reciente estudio en este sentido, en una visita que ha realizado al Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca.

"Si un tumor es tratado con terapias dirigidas y desaparece, el problema es que puede reaparecer de forma más agresiva y no responde a los tratamientos iniciales", advierte la experta. En este sentido, la inestabilidad cromosómica puede jugar un papel importante en facilitar esa recurrencia tumoral, según uno de sus últimos estudios.

Una proteína clave

En concreto, Rocío Sotillo se ha centrado en el estudio de la proteína MAD2. "Los niveles de esta proteína tienen que estar muy bien regulados para que haya una correcta división de las células y no haya aneuploidia. Se ha visto que tanto la reducción como la sobreexpresión de MAD2 lleva a la aneuploidia y a inestabilidad cromosómica y, por lo tanto, a tumores", señala.

En los tumores humanos esta proteína está sobreexpresada y en modelos de ratón esta investigadora ha podido confirmar que mediante sobreexpresión de MAD2 se desarrollaba inestabilidad cromosómica y tumores. Lo más importante de este trabajo, que ha desarrollado fundamentalmente en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, aunque se ha trasladado a Italia recientemente, son sus implicaciones en las terapias dirigidas contra el cáncer.

Por eso, insiste en que los profesionales que tratan a los pacientes "se fijen en la inestabilidad cromosómica al tumor primario, que no sólo se limiten a tratarlo, porque la inestabilidad cromosómica en el tumor primario puede llevar a que inicialmente responda bien al tratamiento, pero que posteriormente se produzca recurrencia tumoral", asegura.

La línea de investigación de Rocío Sotillo está próxima a la de algunos de los laboratorios del Centro del Cáncer, de manera que no descarta que de esta visita, que le ha servido para ofrecer un seminario de investigación esta mañana, dé lugar también a una futura colaboración con los científicos de Salamanca.

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados