Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
El estudio aparece en el último número de la revista ‘Hacienda Pública Española’

La inmigración hace más sostenible el sistema de pensiones español

Investigadores de la Universidad de Valladolid han construido ‘Carrión’, un modelo de simulación demográfica y económica que proyecta el gasto en pensiones de jubilación, las cotizaciones a la Seguridad Social y el PIB hasta el 2060. El modelo incorpora además hipótesis detalladas sobre el comportamiento de las personas migrantes en la actualidad y en el futuro en relación a la permanencia, fecundidad, salario o tasa de empleo.

El nuevo estudio, que ha dirigido el catedrático Zenón Jiménez-Ridruejo y publicado la revista especializada Hacienda Pública Española, valora la estabilidad del sistema de pensiones español, y analiza con detalle el efecto de la inmigración sobre las cuentas de la Seguridad Social.

Uno de los resultados más llamativos es que hasta 2055 la ratio de cotizaciones/pensiones de las personas migrantes “será netamente superior a la de las personas nativas”, detalla para SINC Jiménez-Ridruejo. Según el investigador, su equipo ha ofrecido con este modelo de simulación demográfica y económica la primera proyección de la contribución que hacen las personas migrantes al sistema de pensiones español, tanto por el lado de las cotizaciones como por el del gasto en pensiones.

Para construir el modelo de representación demográfica, el equipo de analistas elaboró “proyecciones de entradas brutas y de retornos basadas en una estimación con datos de panel utilizando la información disponible y adecuándola al futuro envejecimiento de la población extranjera residente”. Entre estos datos se encontraban los de fecundidad de mujeres migrantes, de primer empleo o la relación entre empleo relativo y capital humano relativo.

“Estudiando la estructura presupuestaria de la Seguridad Social comprobamos que la solvencia del sistema requiere que las cotizaciones superen en 1,75 veces al gasto en pensiones de jubilación”, dice Jiménez-Ridruejo. Esta diferencia sirve para pagar las pensiones de viudedad, de supervivientes y la incapacidad laboral transitoria. La investigación concluye que la contribución de las personas migrantes es muy superior a de las personas nativas pero irá convergiendo hasta alcanzarla en 2055.

Por otro lado, el estudio señala un aumento más pronunciado de la fecundidad, hasta llegar a cerca de los dos hijos por mujer y cómo a partir de 2020 comenzaremos a percibir una disminución de la carga de las pensiones. La causa fundamental es el rejuvenecimiento de la población, que implica menores aumentos de la tasa de dependencia, indicador que “incluso podría empezar a disminuir en 2055”.

Referencia bibliográfica:

Zenón Jiménez-Ridruejo Ayuso; Carlos Borondo Arribas; Julio López Díaz; Carmen Lorenzo Lago; Carmen Rodríguez Sumaza. “El efecto de la inmigración en la sostenibilidad a largo plazo del sistema de pensiones en España”. Hacienda Pública Española / Revista de Economía Pública. número 188 (1), 2009.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados